Europa, Viajes
Podemos movilizarnos en las exclusivas góndolas o en las embarcaciones colectivos llamados vaporettos

Venecia, la ciudad de los canales

Hay que visitar la Plaza San Marcos y los románticos puentes venecianos
Antonio Martínez
07:00h Sábado, 22 de noviembre de 2008
0

Existen ciudades de características muy particulares, por no decir irrepetibles, que todo turista dedicado debería conocer. El caso de Venecia habla por sí mismo. Todos desde niños hemos tenido referencias de esta ciudad, casi lúdica. Recuerdo que mis maestros me hablaban de una ciudad rodeada de agua y mi incipiente razonamiento la asociaba con la mítica Atlántida. ¿No vas a aprovechar las ofertas vuelos que tienen en las webs de viajes?

Sin embargo Venecia era cien por ciento tangible y cualquiera –con los medios para hacerlo- podía poner un pie en esta ciudad. Aunque lo correcto sería decir que cualquiera podría navegar por esta ciudad en donde el medio más común de transporte es la embarcación. En efecto, se trata de una ciudad que cuenta con 180 canales y 450 puentes, además de magníficos palacios.

Venecia tomada de Flickr por racso

La ciudad de los canales, como también se le conoce a Venecia, es la capital de la región de Véneto. Se encuentra ubicada sobre un conjunto de islas que se hallan situadas en una laguna pantanosa del Mar Adriático, en las desembocaduras de los ríos Po y Piave, en el noreste de Italia. Un total de 120 islas se apiñan sobre Venecia. La marea alta ataca la ciudad dos veces al día durante las estaciones de primavera y otoño haciendo que la Plaza San Marcos se inunde.


Esto hace que se tengan que colocar tabiques de madera que hacen las veces de pasarelas para el tránsito peatonal durante estos períodos. La historia nos dice que esta región estaba habitada por el pueblo véneto en la antigüedad. Posteriormente, los germanos empezaron a invadir Italia hacia el siglo V y los refugiados de varias ciudades se empezaron a agolpar sobre Venecia.

La comunidad fue creciendo hasta transformarse en el puerto comercial más importante del Mediterráneo llegando a tener 3000 naves comerciales y 300 buques navales. Incluso llegaron a tener su propio gobierno presidido por 12 tribunos. En el siglo IX llegaría su independencia. La expansión de Venecia vino en la Edad Media, extendiéndose hasta el siglo XV. Durante ese tiempo se supo aliar con los francos para luchar contra los longobardos.

Luego se alió con los bizantinos para luchar contra los normandos. En 1797 las tropas de Napoleón invaden Venecia. Tras la caída de Napoleón, Venecia pasa a manos de los austriacos. El protagonismo como puerto comercial ya se había diluido luego del descubrimiento de América y la apertura de nuevas rutas comerciales. En 1848, Venecia gana nuevamente su independencia y pasa al dominio de Italia en 1866.

Para llegar a Venecia podemos hacerlo a través de su aeropuerto, Marco Polo, que se encuentra al norte de la ciudad, a unos 10 kilómetros. Desde allí encontramos buses, taxis y botes que nos llevarán a la ciudad. En Venecia podemos movilizarnos en embarcaciones grandes o pequeñas. Las pequeñas son llamadas góndolas y su carácter exclusivo las hace bastante caras.

Plaza San Marcos tomada de Flickr por Juan_de

No es de extrañar un viaje  que cueste 80 euros. En cambio, las embarcaciones grandes ofrecen viajes colectivos lo que hace que su precio disminuya. Estas embarcaciones son conocidas como los vaporettos y los viajes cuestan un promedio de 3 euros, habiendo tarjetas de viajero desde 14 euros. Al ir por el centro de la ciudad, sin embargo, la mejor forma de movilizarnos es a pie.

Pero antes debemos buscar alojamiento en esta encantadora ciudad. Podemos elegir el exclusivo Hotel Cipriano y además el más caro de toda Italia. Una opción intermedia puede ser el Bucintoro con sobrecogedoras vistas de la laguna y de las islas. Entre las opciones básicas podemos elegir el Ostello Venecia, ubicado en la Isola Giudecca. Debemos empezar nuestro recorrido por Venecia conociendo la Plaza San Marcos.

Allí veremos la Basílica de San Marcos decorada con una variedad de tesoros saqueados. Allí también se encuentra el Palacio del Dogo con sus enormes habitaciones de gobierno. Otro atractivo de esta plaza es la Torre del Reloj ya que desde su campanil se obtiene la mejor vista de la ciudad de Venecia. Cuando Napoleón contempló esta plaza la denominó “el salón más bello de Europa”.

El piso es de losas de piedra de Istria. Luego podemos ir al Ca Rezzonico, uno de los palacios más hermosos de toda la ciudad que data de 1756. Luego hay que ir al Ca Pesaro, un antiguo palacio que ha sido acondicionado como museo. La galería de arte oriental presenta una de las mejores muestras de arte de Venecia. Luego hay que ir a Rialto Mercado De Pescado donde vemos los pescadores y sus amenas faenas dentro del marco de las fachadas antiguas y los canales.

En las inmediaciones encontramos las mejores carnicerías de VeneciaOtro atractivo de la ciudad de Venecia son sus puentes. Hay que ir a conocer el Puente de los Suspiros, uno de los más famosos de la ciudad y muy cerca de la Plaza de San Marcos. Este puente une el Palacio Ducal con la antigua prisión de la Inquisición.

Puente de los Suspiros tomada de Flickr por larinuris

El puente es una construcción de estilo barroco que data del siglo XVII y obtiene su nombre por los suspiros que daban los prisioneros al contemplar el mar desde las ventanas de su encierro. Otro puente que podemos visitar en Venecia es el Puente de los Descalzos, ubicado muy cerca de la estación de tren de Santa Lucía.

El puente data de 1934 y está hecho con piedra de Istria. Otra actividad que podemos hacer en Venecia es salir de compras. Las boutiques de alta moda se concentran en Vía XXII Marzo y calles circundantes. Esta vía se extiende desde la Plaza San Marcos hasta el Puente de la Academia. Hay que ir a Mondo Novo donde venden las tradicionales máscaras venecianas de carnaval.

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress