Norte América, Viajes
Al llegar nos sentimos capturados en medio de una gigantesca postal de hermosas vistas

Vancouver, rodeada de bellos paisajes naturales

Un paseo en tren por las Montañas Rocosas Canadienses nos deja sin aliento
Antonio Martínez
07:00h Sábado, 18 de octubre de 2008
4

Todavía tengo el sin sabor de haber perdido a última hora el vuelo que me llevaría a la ciudad prohibida de Beijing en Agosto pasado. Tenía casi todo listo para visitar esta histórica ciudad y, por supuesto, acudir a los juegos olímpicos que allí se celebrarían. Finalmente, por motivos de fuerza mayor, tuve que conformarme con ver aquel magnífico espectáculo multicolor a través de una siempre modesta pantalla de televisión.

Fue una de las ceremonias de inauguración de un espectáculo deportivo mejor logradas de todos los tiempos y yo, en casa, atado de manos sin poder ser partícipe de la misma. Pero el mundo y la vida dan oportunidades y prometí desquitarme. Sin embargo, cuatro años es mucho tiempo para esperar hasta que se celebren los próximos juegos olímpicos. Indagando, me enteré que en una ciudad de Canadá se realizarían unos juegos olímpicos especiales en un par de años más conjuntamente con los juegos olímpicos de invierno.

Vancouver

Vancouver tomada de Flickr por istargazer

Sonaba más razonable y por otra parte representaría acercarme a este tipo de personas y ver su desempeño y ejemplo de coraje en el desarrollo de sus actividades deportivas. En efecto, la ciudad de Vancouver sería la sede de estos juegos en 2010 y me pareció una excelente oportunidad de viaje por lo cual de inmediato me puse a indagar algunos datos de esta próxima sede. Encima tuve suerte y encontre algunos viajes baratos entre los que elegir.


Vancouver es una ciudad que se ubica al suroeste de Canadá, entre el Estrecho de Georgia y las Montañas Costeras y lleva su nombre en honor al explorador inglés George Vancouver. Vancouver viene a ser la tercera ciudad más importante de Canadá, sólo por detrás de Toronto y Montreal y una de las tres ciudades con mejor estilo de vida del mundo. La historia ubica en tres mil años los primeros asentamientos humanos en esta región pero es recién en 1791 que George Vancouver llegaría a esta ciudad a cambiar la vida de los asentamientos indígenas.

Para mediados del siglo XIX ya esta establecido el primer asentamiento europeo en la ciudad conjuntamente con el primer aserradero. Finalmente la ciudad de Vancouver sería fundada oficialmente el 6 de Abril de 1886. A partir de allí la ciudad fue creciendo en base a la industria de la madera y de la construcción principalmente.

Ya en el siglo veinte otras dos industrias se encargarían de elevar a Vancouver al status de ciudad importante, ellas fueron la industria cinematográfica y la industria del turismo, La mejor manera de llegar a la ciudad es por el Aeropuerto Internacional de Vancouver, el cual se encuentra ubicado en la isla de Sea, al sur de la ciudad y que cuenta con conexiones a varias ciudades de los Estados Unidos y las principales ciudades del resto del mundo.

Una vez en tierras canadienses podemos abordar el servicio de buses del aeropuerto llamado Aeroporter que por escasos 12 dólares nos transportará hasta la ciudad, a diferencia de un taxi que puede costarnos entre 25 y 30 dólares. Otra forma de llegar a Vancouver es en crucero ya que el puerto es importante parada para desembarcos y conexiones.

En cuanto al hospedaje, pues existen hoteles cerca del aeropuerto pero lo recomendable es marchar hacia el centro de la ciudad donde se concentran varios hoteles de diversos precios y estilos formando un conglomerado conjuntamente con restaurantes, parques, y otros comercios así como diversas atracciones para el visitante. Una buena opción puede ser el Hotel Park Hill que disfruta de magníficas vistas al puerto de la ciudad.

Puerto y Downtown de Vancouver

Puerto y Downtown de Vancouver tomada de Flickr por Poyang

Algo que notaremos en Vancouver es el espectacular paisaje de fondo que nos hará sentir en medio de una postal. El Estrecho Oceánico de Georgia bordea sus extremos occidentales con el gran puerto de la Bahía Inglesa y la Entrada de Burrard en el norte. Al otro lado de esta entrada del mar, altos picos montañosos se levantan por entre medio de sus suburbios del norte. Otras montañas más bajas definen su horizonte oriental.

El principal atractivo turístico de Vancouver es el Monte Grouse que se encuentra a sólo 15 minutos del centro. La Góndola Skyreide nos llevará hasta la meseta de la cima de la montaña. Allí encontraremos varias atracciones como el Teatro I-Max, un show de leñadores tradicionales de los primeros aserraderos, una exposición de una gigantesca escultura que fue hecha con una sierra eléctrica y una guarida de osos.

Si llegamos a Vancouver en invierno, en esta parte podremos practicar el esquí o el snowboarding. Otra magnífica y desafiante actividad en el Monte Grouse es cruzar el puente colgante que sale de la ladera de la montaña y cruza la garganta rocosa del Río Capilano. El puente tiene 230 pies de alto y no conviene mirar hacia abajo por mucho rato, sobre todo si estamos a mitad de recorrido.

Otra actividad interesante que podemos hacer en Vancouver es tomar paseos por la ciudad y por el puerto. Las opciones son muchas, desde ómnibus urbanos hasta trolleys, pasando por barcos y hasta un hidroavión. Los ferries nos pueden llevar hasta Victoria, Sun Coast y otros destinos de las cercanas Islas Canales. Las Montañas Rocosas Canadienses son de una belleza espectacular y no debemos perderlas de vista.

Monte Grouse

Monte Grouse tomada de Flickr por palestrina65

Este recorrido se puede hacer en trenes que parten de la ciudad y si tenemos mucha suerte, podremos escuchar el aullido del Sasquatch, mejor conocido por nosotros como Pie Grande, una criatura casi mitológica que se cree habita en estos bosques y que es el eslabón perdido en la evolución del primate hacia el hombre. También podemos tomar cruceros que permiten acercarnos y ver de cerca las ballenas o valernos por nosotros mismos a bordo de un kayak.

Otra opción está en las afueras de Vancouver, en los complejos hoteleros de Whistler y Blackcomb hacia el norte, donde se puede practicar el esquí y disfrutar de largos paseos por os alrededores, incluyendo espectaculares zonas de campamento. Conviene despedirse de esta entrañable ciudad yendo a comprar recuerdos a la zona conocida como Gastown donde encontraremos la mejor selección de productos locales como el arte Inuit y el arte nativo americano.

Comentarios (4)

  • LETICIA SAENZ GALLARDO
    22:33 24 24Europe/Madrid octubre 24Europe/Madrid 2008

    Me parecio extraordinario el contenido de este sitio.
    que fechas me recomiendan para visistar canada y todos sus lugares
    maravillosos???
    Saludos

    atentamente
    leticia.saenz@imss.gob.mx

     
  • Antonio Martínez
    16:58 31 31Europe/Madrid octubre 31Europe/Madrid 2008

    Hola Leticia. Yo te recomendaría dos temporadas para visitar Vancouver. La primera en invierno ya que el paisaje es sobrecogedor con las copas de los gigantescos árboles salpicados de nieve y además puedes paracticar deportes de invierno.

    Tu segunda opción sería en primavera, cuando el verde de las praderas se puede observar desde los miradores. Es el cielo.

    Antonio Martínez

     
  • Claudia
    06:34 17 17Europe/Madrid abril 17Europe/Madrid 2009

    Hola! Quisiera saber como es el clima para mediados de julio y principios de Agosto?? Gracias»!

     
  • cindaitalia lopez padron
    01:59 5 05Europe/Madrid octubre 05Europe/Madrid 2009

    deseo me tomen en cuenta soy amantes a los paisajes naturales

     

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress