Viajes

¿Se puede caer un avión por las turbulencias?

¡Olvídate del miedo a las turbulencias!
Cristina Torres
12:08h Lunes, 08 de agosto de 2016
0

avion comercial

En nuestro blog no es la primera vez que les hablamos a esos viajeros que, pese a tomar aviones para hacer los viajes de sus sueños, le tienen miedo a las alturas y al medio de transporte. Pese a ser uno de los más seguros del mundo, es cierto que existen muchos mitos sobre los aviones que hacen que aparezcan más miedos de los que deberían ser comunes. Precisamente a aquellos que aún tienen sus reservas al volar queremos dirigirnos hoy porque vamos a hablarte de las turbulencias. ¿Eres de los que tiembla al pasar por una zona de ellas? ¡Pues esto te interesa!

Uno de los peores miedos de aquellos que temen volar es aquel de tener un vuelo con turbulencias. El estado del clima influye de manera determinante en que el trayecto las tenga o no, aunque en realidad hay ciertos trayectos que son más propensos que otros a sufrirlas. De todas maneras, pese a que resultan ser bastante escandalosas, las turbulencias no son algo que no se pueda controlar desde la cabina del avión, ni mucho menos serán capaces de tirar el aparato abajo. Todas esas ideas las hemos sacado de las películas de las que dista bastante la realidad.

De dónde vienen las turbulencias

Que existan o no turbulencias en un trayecto en avión va a depender de dos condiciones. La primera está relacionada con la dirección y la velocidad del viento. La segunda tiene que ver con lois cambios de temperatura que se producen en el aire. Así, por ejemplo, si dos corrientes distintas con diferentes temperaturas chocan entre sí, es habitual que el avión experimente las turbulencias al pasar por ellas.

Turbulencias que no llegan a formarse

Otra de las cuestiones habituales relacionada con las turbulencias es la que tiene que ver con los avisos que el comandante suele dar al pasaje y que luego no se cumplen. Es habitual que se enciendan las luces del cinturón y se le pida a los pasajeros que regresen a sus puestos porque se va a pasar por una zona de turbulencias y que, más tarde, no ocurra nada. Pese a los más sofisticados sistemas de navegación con los que están equipados los aviones, todavía resulta muy complejo detectar una turbulencia con exactitud. En ese sentido, es más que frecuente que los pilotos se equivoquen, tanto en el sentido de que las anuncian sin que éstas lleguen, como al contrario.

Turbulencias ¡Nada que temer!

Aunque probablemente tras terminar de leer este artículo, continúes con tu miedo a volar y, a pesar de ello seguirás volando, sí que es verdad que es más que probable que ahora las próximas turbulencias que te toque vivir no te den tanto pánico. Al fin y al cabo, aunque pongan a medio avión a gritar, y al otro medio a agarrarse fuerte, no van a tumbar a ninguno de estos grandes pájaros. Casi como dice el refrán, se trata de mucho ruido y pocas nueces. ¿Vas a seguir con miedo a las turbulencias pese a todo lo que te hemos contado hoy?

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress