Europa, Viajes
Esta ciudad recibe más de 30 millones de turistas al año

París, la ciudad de la luz

Al recorrer la ciudad a pie nos sentimos como en el interior de un museo gigante
Antonio Martínez
07:00h Lunes, 17 de noviembre de 2008
0

París es conocida como la ciudad luz o la ciudad del amor, en cualquiera de los casos, esta ciudad no deja de ser uno de los destinos turísticos más importantes del mundo con cifras que superan los 30 millones de visitantes cada año. No en vano París es considerada como la ciudad más hermosa y más glamorosa del mundo que nos entrega orgullosamente monumentos tan soberbios como la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo o la Catedral de Notre Dame, además de lugares de excelsa belleza como los Campos Elíseos. ¿Buscamos juntos un hotel en Francia?

La oferta turística de París se extiende con museos de gran nivel, además de precisas zonas de compras, exquisitos restaurantes, concurridos bares y divertidos clubes nocturnos. Por supuesto los vinos franceses no se quedan fuera de la ecuación de la diversión y también pueden ser disfrutados en esta romántica ciudad. Por último, aquí hallamos parques de diversiones y grandes extensiones de áreas verdes donde tranquilamente nos podemos pasar el día.

Paris tomada de Flickr por Thiago Veras

París es la capital de Francia y se encuentra ubicada al norte del país, a orillas del río Sena. París es también el principal centro económico de Francia, siendo La Defense, el distrito de negocios más grande de toda Europa. La historia nos dice que fueron los Parisii –un pueblo galo- los que fundaron la ciudad, alrededor del año 250 antes de Cristo. En el año 52 antes de Cristo, los romanos, al mando de Julio César, toman la ciudad y la empiezan a llamar Lutetia.


La ciudad comienza a llamarse París recién en el siglo IV, y dos siglos más tarde, los francos –que ya se habían hecho con el dominio- la hacen la capital. Los siglos siguientes vieron nuevas construcciones en la ciudad, incluyendo las murallas de la misma. Fueron años de monarquía hasta que en el siglo XVIII dio inicio la Revolución Francesa significando esto el fin de la monarquía absolutista.

Luego vendrían años de esplendor en que la ciudad se vio embellecida por varias construcciones ordenadas por los distintos gobernantes de turno. Para el siglo XX, París fue ocupada por las tropas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial. A partir de allí, París volvió a brillar con luz propia, creciendo en todo nivel hasta nuestros días. A París podemos llegar a través de cualquiera de sus dos aeropuertos.

Las mejores opciones de alojamiento son tantas como los rangos de los precios. De los exclusivos podemos elegir el Hotel de Crillón, uno de los más antiguos y lujosos del mundo. De los hoteles intermedios podemos elegir el Hotel Du Quai Voltaire que tiene una magnífica vista al Sena. En cuanto a los económicos, podemos elegir Mije Hostels, in grupo de tres hoteles en el distrito Marais.

París es una ciudad grande pero hay que hacer un esfuerzo y explorarla a pie. Por momentos nos sentiremos como dentro de un museo gigantesco. Los viajeros que les gusta estar a la vanguardia y transitar por los lugares de moda, pueden empezar yendo a Le Marais, el Barrio Latino o el Canal St. Martin. Por lo demás, debemos concentrarnos en los principales atractivos turísticos de la ciudad.

Arco del Triunfo tomada de Flickr por Thiago Veras

Hay que empezar nuestro recorrido yendo a la Torre Eiffel, uno de los símbolos de la ciudad cuya construcción se planeó con carácter temporal y terminó quedándose. Allí podemos disfrutar de la mejor vista de la ciudad, además de los restaurantes y las boutiques en donde podremos comprar recuerdos del viaje. Otra joya de la arquitectura parisina es el Arco del Triunfo cuya construcción fue encargada por el mismísimo Napoleón.

El siguiente lugar que debemos visitar es la Catedral de Notre-Dame para admirar su impecable estilo gótico dedicado a la Virgen María. Luego podemos hacer la caminata por la Plaza de la Concordia rumbo a los Campos Elíseos, una de las áreas verdes más hermosas del mundo que data del siglo XVII y que ha sido convertido en una avenida paseo conectando la Concorde y el Arco del Triunfo.

Otro lugar recomendado es el Pere Lachaise, el cementerio más grande de París y el más visitado de todo el mundo. Después podemos respirar un poco de aire puro en e Los Jardines de Luxemburgo donde se ubica el senado francés. En seguida es momento de darle espacio al legado histórico contenido en algunos de los museos de la ciudad. Hay que ir al Musee d’Orsay donde veremos artefactos de la Edad Media y obras de la era impresionista.

Luego hay que ir al Museo de Arte de África y Oceanía. Después hay que darse una vuelta por el Montmartre, una de las áreas históricas más famosas con la Basílica del Sagrado Croazón en lo alto de la colina. Enseguida hay que conocer el Palacio de Versalles que data del siglo XVII. La edificación es la más pura expresión del Renacimiento. Aquí podemos dar unas caminatas por los jardines interiores y sentirnos en el cielo.

Campos Eliseos tomada de Flickr por Thiago Veras

En el distrito de Le Marais encontraremos más arquitectura proveniente del siglo XVII conjuntamente con varios museos, galerías de arte y sitios históricos como la Plaza des Vosges, donde se encuentra la casa de Víctor Hugo. Otra actividad que podemos hacer en París es montarnos en los Bateaux Mouches. Se trata de las embarcaciones que recorren el río Sena y que nos permiten descansar de las caminatas mientras nos pasean sosegadamente por la ciudad.

En París también debemos darnos un tiempo para ir de compras y sugerimos darse una vuelta por Carrousel Du Louvre que queda junto al famoso museo del mismo nombre y que cuenta con una variada oferta desde ropa hasta perfumes, pasando por regalos y hasta instrumentos musicales.

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress