Norte América, Viajes
Esta amplia zona ocupa porciones de algunos estados de la República de México

La región de La Huasteca

La naturaleza se da la mano con la historia, la diversión y la arqueología en estas coordenadas
Antonio Martínez
07:00h Jueves, 30 de octubre de 2008
1

Ceñida por el azul profundo del Golfo de México y cortada por la Sierra Madre Oriental, sus límites los podemos situar entre los ríos Cazones y Tamesí. Nos referimos a la región de La Huasteca que se ubica al noreste de la República de México. Se trata de una fértil región con exuberante vegetación, caracterizada además por la diversidad de su fauna, deliciosa gastronomía, historia, música y color. ¿Te ayudamos a buscar alojamiento en México?

La antiguamente conocida como región de Huastecapan, actualmente abarca los estados de Veracruz, Tamaulipas, Hidalgo y San Luis de Potosí. En cada uno de esos estados encontramos una riqueza de paisajes naturales, sorprendente diversidad biológica y lo más importante: en La Huasteca aún se conserva su esencia original. La denominación de Huasteca es de carácter cultural, ya que se refiere al territorio que ocupó esta cultura en la época prehispánica.

La Huasteca

La Huasteca tomada de Flickr por Drogdon

Al tratarse de una extensa región, debemos escoger un punto de partida y lo conveniente es hacerlo en San Luis de Potosí. Allí debemos buscar la Ciudad Valles, punto de partida para navegar por sus ríos y admirar hermosas cascadas como la Tamul, en la que dos ríos se reúnen en un fenómeno extraordinario.


El río Gallinas se desploma desde 105 metros de altura, estrepitosamente, sobre el río Santa María, dando lugar a una cascada de singulares características, semejantes a las de las Cascadas de Micos, en donde la vista tiene un singular y maravilloso encanto. Luego hay que seguir por un camino de estilo terraza, de una belleza espectacular y por donde transitan los indígenas.

Allí nos encontraremos con Tambaque, situado en las faldas de la Sierra Madre Oriental., enmarcado por árboles y exuberantes tonalidades verdes, y coronado por el nacimiento del río Tanute, que con una pequeña cascada de aguas cristalinas realza aún más su esplendor por las filtraciones de rayos solares. Luego aparece Xilitla. Allí se vive el contraste de la unión de lo natural con lo creado e un jardín surrealista único en el mundo, y que además, para darle un mayor realce a este hipnótico marco, está bordeado por un río de agua cristalina ideal para nadar en él.

Al caminar por los senderos del jardín, nos topamos con infinidad de moradas fantasmas o escaleras que no conducen a ninguna parte. Todas las construcciones parecen tener vida porque de ellas cuelgan helechos y el musgo ha cubierto parte de ellas. Una verdadera experiencia resulta conocer la zona arqueológica de Tamohi, considerado como centro ceremonial huasteco.

Dentro de las estructuras arquitectónicas de este sitio, está su base piramidal que está configurada por piedras de río, ovaladas o redondas, y que tiene la función de que sus ángulos queden perfectamente delineados. La parte superior es un área rectangular en la que se pueden ver diversos montículos que cumplían la función de altares para las diversas deidades.

En el área central se encuentra el altar dedicado al Sol, y fue aquí donde se localizó el adolescente huasteco, que es una notable scultrua que hace alusión a Quetzalcoatl. Pasando esta zona, aparece un camino abrupto y empedrado, ya que se encuentra en plena sierra. Esto nos lleva al Sótano de las Golondrinas, una de las cavidades naturales más impresionantes del mundo. Su boca tiene un diámetro de 60 metros, y su profanidad es de más de 500 metros.

Tamul

Tamul tomada de Flickr por terrapinneck

Este lugar es visitado por los amantes de la espeleología para realizar descensos en cuerda, aunque también lo han realizado en paracaídas. Uno de los mayores atractivos de esta zona es cuando, al amanecer y atardecer, miles de aves, vencejos y pericos que habitan el lugar, salen y entran al “sótano” en grandes bandadas, alcanzando altísimas velocidades para dar un espectáculo digno de admirarse.

El recorrido continúa y es hora de entrar a Tamaulipas. Esta región se encuentra enmarcada por importantes sierras, espléndidos balnearios naturales y enigmáticas zonas arqueológicas. Es un estado que nos ofrece variadas alternativas como la Barra del Tordo, en la desembocadura del río Carrizal, donde se conjuntan laguna, mar y río, formando así un complejo ecosistema que nos permite disfrutar de escenarios naturales.

Ahí mismo la llanura costera se mezcla con la selva, ofreciéndonos bosques cubiertos por lianas y una sorprendente variedad de vida animal. Esto es la Huasteca tamaulipeca. Muy cerca queda Gómez Farías. Allí encontramos la incomparable Reserva de la Biosfera del Cielo, en donde admiramos en una sola área, árboles de encinos, cedros, alamillos, robles, acacias, begonias y cactus, los cuales son flora representativa de varios climas.

La fauna de la reserva está compuesta por el oso negro, el venado de cola blanca, el ocelote, el armadillo y la zorra gris, además de centenares de especies de aves residentes y migratorias. La capital de Tamaulipas es Tampico. En esta ciudad encontramos sitios interesantes e históricos, como la Catedral de la Inmaculada Concepción, la Plaza de Armas, el Palacio Municipal y la Plaza de la Libertad.

También están las lagunas del Carpintero y la del Chairel, ambas de carácter recreativo, donde se puede practicar la natación, el esquí acuático, la vela, la motonáutica y la pesca deportiva del sábalo. La última porción de nuestro recorrido corresponde a Veracruz donde encontramos una diversidad de climas que van desde los semitropicales hasta los templados y fríos. Debido a esto existen bosques tropicales, vegetación costera y una variada fauna y flora.

Biosfera del Cielo

Biosfera del Cielo tomada de Flickr por Mario A. Sánchez Martínez

Tanta belleza ha dado lugar a lo que hoy se conoce como cultura Huasteca que año a año viene mostrando más vestigios arqueológicos. Una zona de gran misterio para la arqueología es Tajín. A esta zona se le conoce como la ciudad sagrada de los muertos y los truenos en tempestad. Se trata de uno de los centros políticos y religiosos más importantes de Mesoamérica, en el cual hay más de un centenar de edificios dedicados a templos, altares, palacios y una veintena de los famosos juegos de pelota.

Entre todos, destaca el Templo de los 365 Cuencos alusivos al año solar, que encierra un enigma dentro de otro enigma. Recomendamos destinar varios días a La Huasteca para poder disfrutar cada punto en su máximo esplendor.

Comentarios (1)

  • fernanda
    09:37 26 26Europe/Madrid junio 26Europe/Madrid 2009

    pzz io fui al cielo ase dias
    y tome unas piks d esas montañaz y no es por presumir per0 stan mejor tomadas… osea la montañitha esa d atras se ve tal y como es :D okz era todoo saludoozz y en mi myspace stan las fotos del cielo :D

     

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress