Viajes

La nueva tendencia del turismo: el bleisure combina negocios con ocio

Bleisure: los viajes de negocios son también de placer
Cristina Torres
10:00h Sábado, 28 de noviembre de 2015
0

turismo trabajo

Las maneras de viajar han cambiado. No es la primera vez que en nuestro blog comentamos cómo empiezan a aparecer nuevas tendencias que se hacen un hueco entre aquellos turistas que quieren dejar de serlo como un público masivo al que dirigirse. El mundo de la telefonía móvil ha conseguido que las experiencias de los usuarios mejoren considerablemente y cada vez son más las empresas especializadas que huyen del estereotipo de que todos los viajeros buscan lo mismo ofreciéndole opciones y paquetes diseñados casi a medida. Pero entre todo ese revuelo también se está viendo un cambio en los viajes que no son de placer. Y tiene nombre propio: se llama bleisure.

El bleisure es una expresión que se utiliza para referirse a un nuevo tipo de viajeros, casi siempre dentro del ámbito ejecutivo que en su tiempo libre, cuando deben viajar a otra ciudad por trabajo o para hacer reuniones y asistir a exposiciones laborales, se deciden a pasarse por turistas. En realidad, es una especie de combinado que mezcla los negocios y el placer. La cada vez más importancia que adquiere ha hecho que tanto los establecimientos hoteleros, como los propios eventos y las ciudades tengan que adaptarse rápidamente a este tipo de público.

Viajo por trabajo y por placer

Hay que tener en cuenta que para muchos empleados, el hecho de tener que viajar varios días y estar fuera de casa es algo que se valora de manera negativa. La nueva cultura empresarial que tiene al trabajador como centro de todo ha hecho que las empresas se preocupen por mantenerles contentos. Un trabajador contento es un trabajador productivo y más eficiente. Precisamente por eso, en lugar de plantearle el reto como imposición que no lleva bien se le plantea como un objetivo que puede tener además su parte de relax y de disfrute. Así, los nuevos viajes de negocio pueden incluir paquetes con spa, con visitas guiadas o con cenas de grupo en las que se disfruta de la gastronomía local.

El turismo relacionado con el bleisure está también muy relacionado con las compras. De hecho, no son pocas las tiendas que han apostado por este tipo de cliente cambiando sus fórmulas para ofrecer justo lo que están buscando. Por ejemplo, en algunos aeropuertos se da la posibilidad de comprar en los duty free y recoger a la vuelta del viaje la mercancía, evitando así que ocupe un espacio que no siempre se tiene al viajar en avión. Lo mismo ocurre en tiendas en los centros urbanos que para captar a este cliente, generalmente con un nivel de ingresos por encima de la media, le dan la oportunidad de recibir cómodamente lo comprado en su propio domicilio enviándolo por mensajero.

Centros urbanos: los grandes beneficiados

Como ocurre con casi todas las tendencias del turismo, hay lugares en los que se concentra un mayor número de personas que apuestan por ella, y en este caso, son los grandes núcleos urbanos los que salen siempre beneficiados. Generalmente, en el mundo de los negocios, la ciudad es el punto de encuentro y las afueras de éstas acogen a los centros de reunión y exposiciones más grandes por lo que la vida fuera del trabajo pero relacionada con él se lleva a cabo en el núcleo urbano. Eso no significa que otros lugares no puedan beneficiarse en cierta medida, pero es algo mucho menos habitual.

Hay que recordar que precisamente los lugares más pequeños vivieron también su propio boom con la aparición de aeropuertos low cost, los cuales hicieron que en sus alrededores, antes desolados, comenzasen a aparecer hoteles y cierto tipo de servicios básicos. Ahora asistimos a un fenómeno complementario que irá en aumento porque las empresas quieren fomentar ese modelo de trabajo y porque los trabajadores están cada vez más interesados en sacar provecho de todos los viajes que deben hacer. Ahora el deber se transforma en placer y en conocimiento que se puede aplicar en los demás ámbitos de la vida. Y que te ofrezcan todo esto recibiendo un salario deja de estar mal visto y pasa a ser un verdadero incentivo.

En los próximos años veremos como muchos de esos hoteles dedicados a los clientes de negocios se reforman, se cambian y se reinventan para conseguir que aquellos empresarios y empleados que practican el bleisure se sientan como en su propia casa.

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress