Viajes

El techo de los aviones puede ser un mirador VIP a 30.000 pies de altura

Un mirador d que gira 360 grados dentro de un avión
Cristina Torres
10:20h Lunes, 11 de enero de 2016
0

La tecnología ha cambiado ya muchas cosas en el mundo del turismo. Pero, para muchos expertos en el sector, nos encontramos tan solo en el principio de lo que veremos con respecto a avances que conseguirán nuevas experiencias, cambios en la manera de recorrer el mundo, mejora de las velocidades, mayor accesibilidad y sobre todo, colocar al usuario en el centro de todo. Alternativas de turismo de esas que son de lujo y se ofrecen tan solo a unos pocos usuarios hay ya muchas. De hecho, seguro que algunos de los lectores recordarán los viajes espaciales para los cuales hay ya reservados asientos. Pero hoy queremos hablarte de algo que se producirá sin salir de la Tierra, y que sin embargo, será una vista panorámica a más de 30.000 pies de altitud.

No hay un mirador en el mundo que se pueda construir a esa altura, y si le has dado al Play en el vídeo que te hemos mostrado es muy probable que ya sepas de qué va todo esto. La propuesta no es otra que una especie de cabina que sobresale de la parte superior del avión y que podría utilizarse para viajeros VIP dispuestos a pagar un precio muy superior por unos asientos un poco más cómodos y que permitirían una vista panorámica al poder moverse 360 grados. ¿Te gustaría vivir la experiencia? ¿Quieres saber más sobre esta innovación en la fórmula de viajes en avión? ¡Te lo contamos todo a continuación!

Windspeed es la mayor empresa americana dedicada al turismo espacial. Y lo que acabas de ver en el vídeo con el que hemos comenzado este artículo no es sino la versión más avanzada de uno de sus proyectos estrella: el SkyDeck. Traducido literalmente sería un escritorio en el cielo, y la verdad es que la propuesta se le parece. La compañía está segura que la implantación de este tipo de estructuras haría que la experiencia de volar fuese mucho más entretenida y apuesta en la presentación de su producto por hacer una crítica constructiva al sector de los vuelos en aviones comerciales. Para la empresa, la oferta apenas ha cambiado en décadas y son muchos los turistas dispuestos a pagar por plantearse el viaje desde otra perspectiva. Es ahí precisamente en donde encaja este nuevo modelo de negocio.

Una clase VIP que ha dejado de serlo

Si tomamos la crítica de la empresa que ha construido el SkyDeck y las analizamos, sí que es cierto que el usuario ha perdido el sentido de hacer una reserva de avión en asientos de primera clase. Al fin y al cabo, salvo algunas excepciones con aerolíneas que ofrecen un verdadero entorno de lujo, los demás pagan suntuosas cantidades con respecto al precio de turista por un poco más de espacio y una comida un tanto más variada. Está claro que tal y como han avanzado las cosas, y con las muchas experiencias que se están ofreciendo en el mercado ajustándose a lo que pide el usuario, los cambios apenas se han notado en los aviones.

Eso sí, a los que les parezca una genial propuesta la de viajar durante toda la duración del vuelo en esta cabina asegurada, tengo que decirles que aún habrá que esperar. La compañía ha realizado numerosas pruebas en varios tipos de aviones, pero todavía se encuentra en trámites para obtener la licencia que le permitiría explotar el concepto a la aviación comercial. En cuanto ese proceso esté salvado no se descarta que sean varias las aerolíneas que deseen incorporar esta estructura, sobre todo aquellas que ya se relacionan a día de hoy con un servicio al turista de lujo realmente exclusivo. De momento, tocará seguir soñando con cómo la tecnología nos cambiará la vida en nuestros viajes.

Como curiosidad, sobre todo para aquellos que tienen miedo a las alturas y se les puede ocurrir que no es demasiado seguro viajar en un dispositivo como el SkyDeck, hay que decir que el material con el que se fabrica esta especie de cápsula es el mismo que llevan los aviones tipo caza, que si recuerdas bien por algún desfile o película, tienen a disposición del piloto un gigantesco cristal que les permite ver por todos los lados. Y de momento, ese material no solo es resistente, sino que si es capaz de poder soportar las velocidades y tipo de vuelo de un caza, sí puede utilizarse en cuanto a seguro en aviones comerciales.

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress