Newsletter, Viajes

Días de Relax en Ourense

Canela Raigal
11:13h Domingo, 30 de septiembre de 2012
0

¿Estás listo para la sensación de las termas?

Está en la naturaleza de los seres humanos buscar sentirse bien. Y es la propia naturaleza la que también aporta las herramientas para la vitalidad y la salud. El secreto es apuntar la brújula a Ourense y sacar unos pasajes en Rumbo. Esta ciudad, posee en su seno, uno de los lugares históricos con mayores propiedades curativas de la región.

Las termas fundadas por los romanos a orillas del rio Miño se elevan para el turista como un espacio en donde se combina la sabiduría, el placer y la salud.

Es indiscutible que uno de los mayores placeres para el cuerpo es la relajación profunda. El agua, como elemento fundamental de la naturaleza, aporta las energías necesarias para renovar el cuerpo y el espíritu, desde el lado más puro.

Sólo de imaginar el agua tibia mojando los pies, y masajeando la piel, la relajación se vuelve efectiva. A todo ello, las termas de Ourense aportan además un entorno mágico cargado con la experiencia del paso del tiempo. El agua de estas termas brota de las profundidades de la tierra a 40 grados centígrados. Temperatura perfecta para generar bienestar.

Es importante recalcar que existen cinco áreas termales gratuitas. En una de ellas se ve manar el manantial de aguas mineromedicinales de la roca, haciendo esta experiencia aun más tangible.

El tren de las termas es el complemento ideal para conocer la zona. Con un recorrido alucinante por cuatro kilómetros, el ferroviario aporta la posibilidad de acercar el placer con su rítmico vaivén, de la manera más tradicional.

Llegando al centro histórico encontramos la Fuente de las Burgas. De la misma, germinan aguas mineromedicinales a 67 grados centígrados. Tal es el prodigio de este lugar que ya los antiguos romanos ofrecieron un monumento a “las ninfas del aguas”. El mismo, en forma de altar, venera a estas diosas paganas que regalan el goce a través del agua.

Para los fanáticos de las terapias alternativas existen centros termales privados de estilo japonés. Estos en forma de templo zen utilizan el recurso del agua, para recrear la filosofía oriental. Aquí, podrá disfrutar de la relajación a partir de recetas estéticas a base de algas y chocolaterapia.

Una vez finalizada la sesión en los baños de agua caliente, la ciudad de Ourense ofrece un capital histórico insustituible. El puente “a ponte vella” (el puente viejo) es una de las herencias más preciadas de la ciudad. Este, conecta ambas orillas del Miño y es un emblema de la esencia misma de Ourense.

Fotografía: FreeCat

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress