Newsletter, Viajes

De los puentes más emblemáticos de Europa

Puentes que son postales
Carla de Oyarbide
10:30h Miércoles, 07 de agosto de 2013
0

Pont Neuf

Existen puentes y puentes en el mundo, algunos que incluso son más que simples pasajes que conectan un lado con el otro, sino verdaderas obras maestras de la ingeniería y la construcción. Europa, por caso, está llena de puentes, algunos históricos, otros artísticos, otros míticos.

En Lisboa, por caso, se puede observar el que es uno de los puentes más largos, una verdadera pieza de ingeniería que se extiende por unos 17 kilómetros sobre las aguas del Río Tajo y que se realizó en 1998 con el fin de aligerar el pesado tráfico de la capital lusa: el Puente de Vasco de Gama. Hoy en día, constituye una de las postales indiscutidas de la ciudad.

Uno de los lugares más conocidos y emblemáticos de Venecia está también en un pequeño y trabajado puente blanco: el famoso Puente de los Suspiros, que conecta el Palacio Ducal con la antigua prisión de Piombi (muy funcional durante la oscura época de la Inquisición).

Su nombre se debe, precisamente, a su pasado de ‘suspiros’, que salían de las bocas de los cientos y cientos de prisioneros con los pasos de los años. Desde este puente se puede observar el recorrido del canal y la bella ciudad que se extiende a ambos lados.

El Puente Nuevo de París, por su parte, es en realidad uno de los más antiguos de la ciudad, además del más largo: dispone de 232 metros de largo, está construido sobre el Sena y data de fines del siglo XVI.

Hecho en piedra fue también durante mucho tiempo el más ancho del mundo, título que ya no conserva. El Pont Neuf es paso obligado en la capital gala para descubrir la Ile de la Cité (Isla del Asentamiento), la pequeña isla medieval en pleno Sena que, entre sus atractivos, alberga la imponente catedral de Notre Dame.

La encantadora Lucerna, en Suiza, dispone del puente de madera más antiguo de Europa: erigido en 1333, con fines de protección, en un porcentaje importante de su versión original quedó destruida tras un incendió que aconteció en 1993. No obstante, fue reconstruido posteriormente, y al día de hoy luce como antaño.

Al lado de este importante puente se puede encontrar la Torre del Agua, un edificio que ha cumplido varias funciones a lo largo de los años, desde torre vigía hasta prisión, entre otros.

Finalmente, mencionaremos al que posiblemente sea uno de los puentes colgantes más bonitos del continente: el Puente de Chain, en Budapest, todo un icono en la ciudad y una de las imágenes más emblemáticas. Imperdible es el verlo de noche, con sus luminarias encendidas y sus reflejos sobre el agua.

Foto / Josiah Mackenzie

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress