Europa, Viajes
En esta ciudad no sentimos la obligación moral de visitar museos o palacios

Bristol, un destino relajado

Buenos hoteles, mejores restaurantes, amenos bares y muchas zonas de compras nos esperan aquí
Antonio Martínez
07:00h Viernes, 28 de noviembre de 2008
1

Todos hemos oído hablar en algún momento de Manchester, Newcastle y Liverpool. Ni qué decir de Londres, pero pocos hemos oído hablar de Bristol. En esta ciudad encontramos restaurantes, cafés y bares de todo calibre. También encontramos centros comerciales para todos los bolsillos y todo muy cerca del río Avón. Bristol tiene una herencia marítima y arquitectónica importante que ha sabido conjugar dándole paso a la vida moderna.

La ciudad muestra orgullosa el trabajo del gran ingeniero victoriano Isambard Kingdom Brunel, con el puente suspendido que se extiende por el desfiladero del río Avón. La ciudad también muestra su lado más moderno en el centro científico. La ciudad se puede recorrer en las embarcaciones que navegan por el río Avón o también se puede seguir el cauce del río donde no faltan buenos restaurantes y cafés donde hacer paradas de refuerzo y disfrutar de la sana comida del lugar.

Bristol tomada de Flickr por carmenleilani

En Bristol encontraremos actividades para todas las edades a lo largo de todo el año. Se dice que si el viajero llega a Bristol es para relajarse y caminar disipadamente sin la presión que genera ir de visita a ciudades como Londres o la misma Manchester y experimentar la obligación moral de conocer sus museos y demás lugares históricos.


Bristol queda ubicada al sudoeste de Inglaterra, a orillas del río Avón y en determinado momento de la historia fue la segunda ciudad más poblada luego de Londres. Bristol ha sido desde el siglo XII uno de los puertos más importantes del Reino Unido. En el año 1247 se construye un nuevo puente y la ciudad comienza a expandirse.

Para el siglo XIV Bristol era una de las tres ciudades más importantes del Reino Unido. Desde el puerto de la ciudad partía la primera expedición a Norteamérica, a cargo de John Cabot, en 1497. Al igual que Liverpool, Bristol haría grandes negocios con la venta de esclavos en los años que siguieron a la conquista. Con el avance del tiempo y algunos acontecimientos como la abolición de la esclavitud y el avance de Liverpool, este negocio se vio resentido.

Después, el crecimiento de ciudades como Birmingham o Manchester, terminaron por diluir el auge de Bristol. Sin embargo, en los últimos años el turismo alternativo se ha incrementado en esta ciudad. La mejor forma de llegar a Bristol es a través del Aeropuerto Internacional de Bristol que queda a veinte minutos de la ciudad. El alojamiento en Bristol es variado y para todos los gustos.

Podemos elegir el Avon Gorge, un exclusivo y tradicional hotel que queda a cuatro kilómetros del centro, en el distrito de Clifton. Otro hotel exclusivo es el Marrito Royal que data de 1863 y nos recibe con un estilo victoriano. Una opción intermedia de alojamiento puede ser el Hotel Thistle, también de estilo victoriano. Una opción más económica puede ser el Days Inn Apartments Bristol.

Gwrfm Big Balloon tomada de Flickr por Chorch

Podemos empezar nuestra caminata por la ciudad yendo al Isambard Kingdom Brunel’s Bristol y ver el puente suspendido Clifton y el barco SS Gran Bretaña, diseñados por el mencionado arquitecto. Luego podemos ir a Red Lodge, un albergue que data de fines del siglo XVI que tiene los interiores hechos en madera de roble. El techo es enyesado y la vista más impresionante es la de su jardín estilo Tudor.

Luego podemos avanzar hacia Queen Square, una plaza que se edificó cuando la reina Ana estaba en el trono a comienzos del siglo XVIII. Después podemos ir al Kings Weston Roman Villa, construida hace más de 1 600 años. Allí veremos un juego de baño, pisos de mosaico y varios vestigios arquitectónicos. En seguida podemos continuar hacia Explore At Bristol, un centro científico del siglo XXI con varias atracciones interactivas.

Si queremos recrearnos al aire libre podemos ir a The Adventurous Activity Company que nos recibe con un amplio abanico de actividades para realizar al exterior como el alpinismo, el ciclismo de montaña, el canotaje, las carreras de orientación, entre otras. Una actividad que no podemos perdernos en Bristol es Gwrfm Big Balloon. Se trata del tour por toda la ciudad y alrededores a bordo de un globo aerostático, un viaje mágico que nunca olvidaremos.

De vuelta en tierra firme debemos dirigirnos al Zoo de Bristol, uno de los principales zoológicos del Reino Unido y probablemente de toda Europa. Su fundación se remonta a 1836 y destaca por la gran variedad de especies que contiene, además de la loable labor en la recuperación y asistencia de especies en extinción.

Otra actividad infaltable mientras estamos en Bristol es irnos de compras. Broadmed es el principal centro comercial de Bristol con más de 400 tiendas. Nada extraño en una ciudad grande como Nueva York o París, podríamos decir, pero –atención al dato- más de un centenar de las mismas están libres de impuestos. En este centro comercial encontramos tiendas de las principales cadenas nacionales así como boutiques exclusivas.

Bristol Zoo tomada de Flickr por catherine.booker

La gente que viene a Bristol también suele ir de compras a The Guiad, ubicado sobre Park Street. Se trata de un centro donde se exhiben artesanías de producción local desde comienzos del siglo XX, así como otras curiosidades relacionadas con el arte. Tanto en Park Street como en Queens Road encontraremos tiendas de moda, librerías, tiendas de música y objetos étnicos.

En la Villa Clifton encontramos buenas boutiques y galerías. En Clifton Arcade están las mejores joyerías, mueblerías y tiendas de antigüedades y coleccionismo en general, desde mosquetes y floretes hasta ediciones africanas de discos de rock. En el lado oriental de Bristol podemos comprar artículos de cualquier parte del mundo. Si nos gustan los mercados de pulgas debemos ir a Corn Exchange.

Comentarios (1)

  • diana del carmen
    21:41 27 27Europe/Madrid mayo 27Europe/Madrid 2009

    ¿ J. K. Rowling se hizo famosa en Bristol, inglaterra ?

     

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress