Viajes

Autofacturación de equipaje como reto del futuro en los aeropuertos

Aeropuertos para facturar tú solo la maleta
Cristina Torres
12:32h Martes, 28 de junio de 2016
0

maletas equipaje

El futuro de los aeropuertos promete cambios importantes en cuanto al uso de la tecnología. De hecho, son muchos los inventos que hemos conocido en este siglo y que sirven para mejorar la experiencia de los viajeros. Pero, si hay algo que los usuarios de los aeropuertos odian por encima de todas las demás cosas son los mostradores de facturación. Algunos datos afirman que es la parte que más tiempo les lleva de todo el viaje, y en algunos casos es la mayor fuente de estrés. ¿Crees que esto se mantendrá así en el futuro? Algunas compañías ya han mostrado sus cartas acerca de cómo se los imaginan y el autoservicio parece estar entre las mejores teorías para solucionar el problema.

Las cosas han ido mejorando con el tiempo. En 2015 las aerolíneas han alcanzado la mejor tasa de maletas mal gestionadas ya que ha alcanzado los 6,5 bultos por cada 1.000 pasajeros. Ello supone un porcentaje de reducción de un 10,5% frente a las 7,3 maletas por cada 1000 pasajeros que se registraron durante 2014. Si miramos aún más hacia atrás, la gestión del equipaje ha conseguido duplicar sus resultados de buenas prácticas frente a las cifras que se manejaban en 2003. Esto es posible gracias a las tecnologías de seguimiento y a los procesos de automatización.

Mostradores de autofacturación de equipajes

EasyJet, una compañía de bajo coste, quiso ser la pionera en la instalación de este tipo de sistemas de autofacturación. De hecho, tiene en la Terminal del Norte en el Aeropuerto de Londres-Gatwick el mayor servicio de auto-check-in de todo el mundo. En una zona de nada menos que 5000 metros cuadrados y con 48 quioscos de autoservicio, la compañía puede presumir de ser la primera en lograr que la tecnología se ponga al servicio del pasajero para solucionar algunos de los que considera problemas más graves en el aeropuerto. A través de esta zona el pasajero introduce su billete o número de reserva, coteja con la máquina el pasaporte e imprime su tarjeta de embarque. También puede ser él mismo quien facture sus maletas. Para ello ha de colocarlas en las cintas específicas para su pesado y luego imprimir la etiqueta identificativa por partida doble. Una de ellas la coloca en el bulto y la otra en la tarjeta de embarque. Todo ello ha supuesto que los tiempos de espera se reduzcan a la mitad y que más del 90% de los pasajeros espere menos de 5 minutos para dejar su equipaje.

Pero no solamente la autofacturación de equipajes parece la opción del futuro. De hecho, Delta Airlines ha implementado hace apenas unos días un sistema conocido como RFID que permite que los clientes puedan rastrear su equipaje en todo momento, reduciendo de esa forma el número de bultos que pueden llegar a extraviarse o que el pasajero no ha recogido y no sabe cómo hacerlo porque la aerolínea no tiene conocimiento de dónde se han perdido. Esto cambiará por completo la manera de viajar de los usuarios de esta aerolínea americana.

En nuestro país también se han producido mejoras relacionadas con este tipo de innovaciones. De hecho, en España Iberia implantó el pasado año en Madrid-Barajas un autoservicio para el check-in y la autofacturación de equipaje. Con el mismo mecanismo el pasajero puede, sin la asistencia del personal, emitir la tarjeta de embarque, imprimir la etiqueta de la maleta y colocarla en la cinta de equipajes. Todo esto se realiza en una única operación de manera sencilla y sin requerimientos de ningún tipo de conocimientos técnicos.

Un futuro de autofacturación que aún queda muy lejos

Sin embargo, pese a que da buenos resultados, reduce los tiempos de espera y con buena información logra resultar satisfactoria para los clientes, es cierto que el futuro de la autofacturación queda muy lejos. Los mostradores activos que tienen las compañías funcionan porque mejoran la experiencia del cliente debido a todas las innovaciones que hemos mencionado en los párrafos anteriores, pero todavía faltan muchos años hasta que se conviertan en la realidad de la mayoría. Por ahora, el uso de estos servicios queda limitado a algunos de los más grandes aeropuertos y solamente por parte de algunas compañías. ¿A ti te gustan estas propuestas de innovación para mejorar la gestión de los aeropuertos del futuro o prefieres las opciones más básicas de toda la vida?

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress