Newsletter, Sudamérica

Tango en Buenos Aires

Canela Raigal
13:50h Domingo, 30 de septiembre de 2012
0

El tango, una danza mística y llena de secretos

Dejarse seducir por Buenos Aires, es dejarse conquistar por los finos pasos del tango. La suave melancolía que se desata de los pasos de esta danza tradicional, dejan caer nota por nota los sonidos de acordeones y guitarras, que cantan la esencia misma del pueblo de la capital de Argentina.

Visitar Buenos Aires supone, pasear entre recovecos en donde la cultura del mestizaje, gaucho, criollo, indio y mestizo, se vuelve real y se hace danza. Para hacerlo es fácil conseguir ofertas de viajes online y dejarse llevar por el perfume de arrabal que proponen sus calles.

Es por esta razón que visitar los salones de danza de los barrios porteños es una oferta imperdible. Allí, podrá encontrar, tanto clases de tango básicas, como shows en vivo en donde el baile del tango aparece estilizado, recreando una verdadera puesta en escena.

Sin embargo, la recompensa absoluta, llega con el después, cuando las parejas de baile, que se conocen desde hace mucho, y encuentran en la milonga un sabor cotidiano, empiezan a trenzarse de manera natural. El turista se siente parte entonces, de un cuadro que no ha sido montado, sino que simplemente se manifiesta espontáneo ante sus ojos.

Los barrios de San Telmo, Almagro, y la calle Corrientes son espacios vivos de cultura, en donde es fácil convertirse en público de peñas y milongas.

San Telmo, con sus calles empedradas, y sus fachadas antiguas, genera un entorno mágico para vivir la cultura del tango. Aquí los protagonistas son artistas callejeros, que llevan en sus performance colores teñidos de suburbio. De esta manera, transitar por los senderos que propone el barrio, es encontrarse con el arte en cada esquina, haciendo alarde de la creatividad extrema.

La Plaza Dorrego, con su feria de antigüedades, condimenta de manera especial esta estadía en un presente antiguo, y melancólico. En la misma emplazan bares y restaurant, desde donde vale la pena tomar un aperitivo. Además en este mismo, barrio se hayan mercados con una fuerte impronta antigua, en donde se puede conseguir de todo. Incluso, lo que queda fuera de nuestra imaginación.

En Almagro, la propuesta es encontrar bares, pequeños, y simpáticos, que sorprenden al viajero, con una serenata improvisada de algún cantor popular. Es que en este barrio la tradición abunda, y se hace presente de manera infaltable todas las noches. Buenos Aires respira tango en cada una de sus esquinas, es parte de su idiosincrasia y de su belleza imperfecta. Es un destino imperdible en el turismo de hoy.

Fotografía: L.A.Shooter

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress