Rutas
Viajar a Perú

El Camino del Inca hacia Machu Picchu

Una ruta empedrada que data del siglo XV y que dejará al viajero sin habla
Andrea Jaén
11:48h Lunes, 01 de agosto de 2011
0

Son muchos los turistas que deciden visitar el Perú alentados por una de sus mayores atracciones: el Camino del Inca o Capac Ñam. Y es que la visita del Machu Picchu no es solo el único reclamo de este país, sino que son muchos los que disfrutan recorriendo el camino que les lleva hasta él y que a día de hoy se trata de una de las rutas más majestuosas y aclamadas de Sudamérica. Los Caminos del Inca son, no solo un reto a la altura de los mejores senderistas, sino que destacan sobre todo por la belleza de sus paisajes y las impresionantes y milenarias ruinas que el viajante encontrará a su paso. En este post vamos a descubrirte los misterios de una de las rutas con más significado del continente americano.

Impresionantes vistas desde el Camino del Inca.

El Camino Inca que nos lleva al pueblo de Machu Picchu y, evidentemente, hasta su conocidísimo templo, forma parte de un sistema de rutas de más de 30.000 kilómetros que integran la red del Tawantinsuyo, que parte del sur de Colombia hasta el centro de Chile. En su día, el camino del que te hablamos hoy fue una ruta de peregrinación a Machu Picchu. A día de hoy aún puede considerarse como tal, aunque su significado se haya trasladado de la religión al culto a la naturaleza. Dicha ruta fue ordenada por el rey Inca en en siglo XV, con el objetivo de dotar a este sendero de tintes religiosos y ceremoniales para honrar a las montañas. En la actualidad, parte de ese legado espiritual ha perdurado, y son muchos los visitantes que desean entrar en comunión con la impresionante naturaleza del lugar.

Para llegar a Machu Picchu a través del Camino del Inca o Capac Ñam, existen tres alternativas en función de la dificultad y la duración. La primera de ellas consiste en una caminata de 8 a 7 días de duración, llegando a superar los 4.500 metros de altura. Es, por ello, una actividad reservada a los aventureros más experimentados. La segunda de las opciones tiene una dificultad intermedia y suele ser la más popular. Su duración es de entre 4 días y 3 noches con una caminata de 42 kilómetros. Por último, el camino más corto es el de 2 días y una noche. Este último es ideal para los no iniciados. En los tres casos hemos de decir que el viajero se encontrará con un camino pavimentado con roca y escaleras, además de túneles y puentes de manera que atraviesan los ríos, los valles y la selva, en medio de una espesa niebla que dota a la atmósfera de un plus de misterio.

Cuando acabe la ruta y se pueda disfrutar de la que en su día fue la ciudad símbolo de la civilización Inca, Machu Picchu, a buen seguro que el visitante se sentirá largamente recompensado. Hay quien dice que lo importante no es el destino, sino el camino. En este caso, estamos en posición de decir que ambas cosas son igual de relevantes.

Para más información sobre la ruta, te recomendamos esta página web.

Foto por Miradas.com.br en Flickr

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress