Relatos, Sudamérica

Y… en el medio una belleza ¡La Catedral de Lima!

José Alejandro RM
07:00h Domingo, 27 de abril de 2008
2

lima1.jpg

Aquélla noche decidí recorrer un poquito de la añeja Lima, aquella ciudad llena de románticos rincones, con historía, dolor y fantasía; fue así que en ese conjugar de pasos llegué hasta la Plaza de Armas, mirando a mi alrededor era increíble pensar en todos los momentos de historia que por ahí habían pasado; cuanta gente diferente, cuantos cambios de culturas y costumbres había visto este lugar y pensar que alguna vez fue utilizada como plaza improvisada de toros y como lugar de ejecución de los condenados por el Tribunal del Santo Oficio. Parecía que la luna se había puesto de acuerdo para hacer algo de magia, fue así que en un momento inesperado se dejó ver en medio de la oscuridad aquella vieja catedral, las luces y el aire húmedo que corría por mi rostro daban un matiz de ensueño y encanto a mi alrededor; era algo tarde y decidí sentarme frente a la basílica y recordar un poco de historia junto a mi hermosa acompañante, es así como en el silencio de esa calmada noche un ruido llamo mi atención!, era el agua que brotaba de la pileta central formando cuadros combinados con las luces, la pileta que junto a la Catedral forman un hermoso conjunto decorativo viendo desde el centro de la plaza de armas, decidí raudo acercarme un poco más y así pude notar una interesante escritura impresa en el bronce de esta pila coronada por un angel trompetero; un señor, seguramente un viejo Limeño, estaba cerca y al notar mi intriga y curiosidad, muy amablemente me comento que: “con el paso de los siglos es lo único netamente virreinal que persiste en la plaza de armas, en está pileta los habitantes de la época se abastecían de agua; fue diseñada por Antonio Rivas y fundida por el escultor Juan de Arrona, e inaugurada en el año 1651, por el Virrey García Sarmiento de Sotomayor, Conde de Salvatierra”, justamente era lo que leía escrito en el metal, aunque claro esta en latín. Muy agradecido por tamaña explicación regrese a mi lugar de descanso, aquella banca de marmol blanco la cual se iba haciendo cómplice de mis paseos por el pasado, por una Lima que, asentada en las márgenes del Río Rímac, es ahora la capital de un país pujante, lleno de gente buena y amable.

catedral.JPG

La posición central del valle del Rimac fue uno de los factores fundamentales para que Don Francisco Pizarro decidiera acentar aquí la capital del nuevo Virreynato del Perú; conocida después como “ciudad de los reyes” o “ciudad jardín” y ahora centro cultural de Latinoamérica, goza de una añeja tradición (aún se pueden observar carrozas tiradas por caballos paseando por los alrededores) palpable en su centenaria zona antigua o también conocido “damero de Pizarro” en alusión a los solares originales repartidos entre los conquistadores, ahí podemos encontrar joyas arquitectónicas del arte barroco y rococó de los siglos XVII – XVIII.

La basílica catedral de lima, ubicada al este de la plaza de armas, ha sufrido una serie de modificaciones, debido a los terremotos que han ocurrido a lo largo del tiempo; según las personas que conocen del tema no se puede aseverar que su arquitectura tenga un estilo uniforme. El inicio de su construcción fue en el año 1535, como un edificio pequeño, ubicado en la plaza mayor y la calle judíos, fue netamente rustica hecha de adobe y techo de troncos. En el año 1540 se coloco por primera vez el santísimo, luego se fue mejorando el templo dándose inicio a la edificación de la iglesia nueva en un solar cedido por García de Salcedo; fue así que el 17 de septiembre de 1540 dicha iglesia fue elevada al rango de Catedral, con unos 20 metros de altura se inauguraba la nueva basilica en el año del Señor de 1551.


El arzobispo de esa epoca Jerónimo de Loayza no estaba conforme con aquella basílica y le pidió al maestro Alonso Beltrán que construyera una catedral semejante a la que se encontraba en Sevilla, para que aquel pudiera cumplir con su cometido, se tuvieron que derribar las casas aledañas, concluyendose la obra en el año 1605. La felicidad de los limeños de contar con una reluciente iglesia matriz no duró demasiado, en el año 1609 un fuerte sismo daño sus estructuras, pero la tenacidad y fervor religioso de los habitantes de Lima permitió que inmediatamente se iniciarán las labores de restauración; sin embargo en el año 1746 la nueva catedral fue reducida a escombros por otro nuevo sismo tan comunes en esta parte del hemisferio, es así que el virrey José Antonio Manso de Velasco dispuso que en el mismo lugar se construyera una nueva catedral tan o más magnifica que la anterior. La última modificación en este tradicional edificio se llevo a cabo en 1940, la causa: un nuevo terremoto que provocó daños graves al templo, siendo el arquitecto Emilio Harth-Terre el encargado de la obra.

Esta basílica muestra el arte colonial de aquella época, consta de dos torres y en ella se mezclan diferentes tendencias debido a las constantes reconstrucciones a las que fue sometida; aunque la fachada es de un estilo sobrio, la catedral esta compuesta de tres pabellones, uno que es el principal y dos que son los laterales, en los laterales se encuentran los altares, algunos revestidos en pan de oro y otros tallados en madera, en dichos altares se encuentran los principales santos limeños y vírgenes tradicionales.

lima2.jpg

Al fondo del pabellón principal se encuentra la sillería del coro que data del siglo XVII, este trabajo excepcional esta realizado en madera finamente tallada representando cada una de estas sillas a un santo. A la derecha de la entrada principal hay una habitación donde se encuentran los restos de francisco Pizarro, los cuales fueron encontrados en el siglo XX. Bajando a la cripta nos encontramos con una sala donde se encuentran los nichos de los arzobispos del Perú, en este lugar también podemos encontrar un grupo de restos protegidos por una pared, son restos de niños que pertenecían a familias adineradas y que tenían los recursos para poder sepultarlos ahí como se dice “más cerca del cielo”. En el pabellón lateral izquierdo, podemos encontrar un museo de arte religioso, aquí observamos pinturas, obras religiosas en oro y plata, como también los típicos nacimientos propios del Perú.

Dentro de la catedral se conserva también el archivo del cabildo metropolitano de lima, este es un conjunto documental que guarda las incidencias de dicha institución, esta conformado por escritos que son el fruto de diversas funciones de su vida institucional, la referencia mas antigua que se tiene en el archivo capitular viene del año 1571 para ser exactos un 18 de mayo, cuando los miembros del Cabildo dieron lectura a una Real Cédula y encargaron al secretario Hernando de Ribera que la guarde en el archivo de la Catedral.

Comentarios (2)

  • josé maria
    04:02 30 30Europe/Madrid abril 30Europe/Madrid 2008

    Es un placer recorrer las calles que usted allá arriba describe tan gloriosamente, saludos siga así.

     
  • LUIS TELLEZ MENGIBAR
    22:54 24 24Europe/Madrid septiembre 24Europe/Madrid 2008

    Soy descendiente directo del primer Deán de la Catedral de Lima, D. Pedro Muñiz de Molina, hasta su muerte en esa ciudad en 1616 (mismo año de la muerte de Cervantes,Sakespeare,y el Inca Garcilaso de la Vega). Tengo gran documentacion , totalmente autentificada, de aquella epoca peruana y por supuesto de la vida del Deán. Me interesaría mucho ponerme en contacto con el actual Deán, ya que el proximo dia 11 voy a estar en Perú unos 20 dias, con lo que estoy seguro podriamos intercambiar conocimientos utiles, ya que el Dean Pedro Muñiz de Molina fué un personaje muy influyente de la epoca.
    ¿ Podría conseguir la direccion electronica del actual deán de la Catedral de Lima?

     

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2018, Blogestudio está gestionado con WordPress