Europa, Relatos, Rutas
Una conjuncion de pueblos antiguos

Vall d’Aran entre las rutas invernales y románticas

Donde es posible revivir el pasado en el presente
Juan Luis Pérez
10:59h Martes, 23 de marzo de 2010
0

Una forma diferente de conocer un destino

Cuando salí por primera vez de viaje con mi mochila al hombre, mi pensamiento no era otro que descubrir la otra cara de aquellos sitios turísticos que tanto me llamaban la atención, en aquél entonces había cogido vuelos baratos a Milán y no me fue nada mal.

Así fue que no solo descubrí muchos de estos lugares, sino que además los pude ver con otra mirada, mas profunda en donde no solo llegue a ver sus mayores cualidades, sin que descubrí aquellas pequeñas particularidades que le dan ese toque especial.

En mis caminos observe pueblos, tradiciones y escuche innumerables historias de los cientos de personas que me he cruzado, y que como casi cualquier lugareño de localidades del interior muestra su calidez y amabilidad.

Entre los puntos que había anotado originariamente en mi lista de lugares a conocer estaban las llamadas rutas del Vall d’Aran, en donde estos lugares son muy famosos por sus deportes invernales, sobre todo los que se realizan en la nieve.


Pero siguiendo mi perspectiva pude llegar a ver otro tipo de itinerario, el llamado Ruta del romántico de la Vall d’Aran en donde tenia la particularidad de tener como llamador los tesoros mas preciados de los Pirineos.

Un lugar turistico para los 365 días del año.

Es que este territorio tiene la particularidad de tener una fuerte presencia de los más abundantes legados monumentales y artísticos que en su mayoría se encuentran en las pequeñas Iglesias en los pueblos más remotos.

Caminar por este valle es encontrar una enorme cantidad de iglesias de arquitectura románticas muy antiguas, en donde se destacan sus campanarios, el mismo que hacen fácil hallarlas ya que suelen tener una mayor altura en contraste con el resto de las edificaciones.

La mayoría de estas edificaciones tienen mas de diez siglos por lo que verlas es contemplar obras de arte eclesiásticas que mantiene su fisonomía, y que va entre lo gótico y renacentista.

Obviamente muchas de ellas en algún momento han debido pasar por alguna modificación posterior a su construcción, lo que también es claramente visible ya que notado algunos de estos edificios contar con dos estilos diferentes, lo que marca que se ha realizado algún cambio en etapas o siglos diferentes.

Mientras que otras también han tenido el aporte de la restauración ya que son importantes patrimonios culturales, arquitectónicos y artísticos. No solo por fuera, ya que en sus interiores es muy fácil asombrarse con la exquisita belleza de tras épocas.

En mucha todavía existen algunas pinturas románticas antiquísimas como es en Santa Eulália d’Unha, o las más bellas obras renacentistas de Sant Andréu de Salardú, o las de Sant Martin d’Arró. Sin contar con los maravillosos tejidos de una casulla del siglo XVII que esta en Sant Péir d’Escunhau.

Fotografias Flickr

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress