Europa, Relatos

Torre del Oro: espectacular monumento sevillano

Juan Luis Pérez
08:30h Jueves, 30 de septiembre de 2010
0

Siempre fui de creer que Andalucía es una de las más bellas comunas de España y, créanme que no es para nada difícil comprobarlo pues, cada rincón del territorio es absolutamente único y encantador. Claro, que son muchos los sitios que puedes visitar y así como hay territorios famosos también existen terrenos ocultos que vale la pena descubrir.

La Torre del Oro es un monumento que se impone en la ciudad

Pero, incluso en las mismas ciudades de importancia podemos encontrar cosas que llaman notablemente nuestra atención y por eso, les sugiero tomar alguna de las ofertas vuelos a Sevilla y conocer una metrópoli distinguida y muy particular.

Sevilla es uno de los espacios municipales más importantes de la Comunidad Autónoma y esto se denota en la cantidad de viajeros que llegan a lo largo del año para vislumbrar las maravillas que posee en su espectacular casco histórico, considerado como uno de los de mayor tamaño en todo el continente europeo.

Aquí, podrás encontrar varias construcciones declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987 pero, si hay algo que te cautivará eso será la espectacular Torre del Oro. Se trata de un monumento que se levanta a una altura de 36 metros que hace imposible que los viajeros quedemos maravillados ante ella.


Su nombre no tiene relación con el material constructivo sino más bien con una particularidad que le otorga una singular belleza. Ubicada muy próxima al río Guadalquivir, con el reflejo del sol la torre le brindaba una tonalidad dorada al agua, configurando un paisaje esplendoroso y único que cautiva a todo aquel que se detenga a admirarlo.

Pese a que podrían haberse creado muchas leyendas en torno a este colorido tan singular, nunca se creyó que la Torre podría guardar oro en su interior o que tenga algún tipo de poder especial sino que siempre se atribuyó el fenómeno a un tapizado de azulejos que poseía la construcción.

El proceso de edificación fue ordenado por el entonces gobernador de Sevilla Abú I – Ulá, en 1220 y 1221. Por esos años tan sólo se levantó el primer cuerpo de la torre. El segundo de los tres se levantó en el siglo XIV y fue construido de manera dodecagonal por pedido de Pedro I.

Finalmente, el tercer cuerpo es el más modernista y fue erigido en 1760. La forma de cilindro que tiene su cúpula es lo que hace que resalte sobre los demás y, hoy en día, es uno de los elementos más característicos de la Torre.

Fotos: jtoledo en Flickr

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress