Relatos, Sudamérica, Viajes
Un recorrido por las bellezas de América

Recuerdos de una visita a la selva amazónica ecuatoriana

Crónicas aventureras de un viajero
Juan Luis Pérez
10:00h Sábado, 03 de abril de 2010
0

Si algo se destaca Sudamérica es por poseer increíbles sitios naturales en donde la belleza deja de asombrar ya que no hay palabras para describir la magia, el color y los aromas que estan presentes en cada unos de esto lugares.

Haber decidido hace tiempo recorrer este continente me di la posibilidad de explorar sus rincones, pudiendo ver no solo paisajes encantadores sin también innumerables poblados en donde las gente muestra su cara amable y cálida.

Es que la gente del interior de Sudamérica aun tiene ese carisma típico que mezcla la bondad con la inocencia en donde es común brindarle una mano aquellos viajeros itinerantes que recorren sus lugares.

Esto además me ha permitido llegar mas lejos de los imaginado en un principio, ya que muchos de los sitios que puede ver se debió gracias a la información de muchos lugareños que con sus recomendaciones me han hecho ver sus lugares secretos, aquellos que no son otros que los paisajes íntimos de América.


Uno de estos enclaves fue adentrarme en la reserva Hola Vida, un territorio de unas 225 hectáreas ubicada en pleno corazón de la selva amazónica ecuatoriana en donde caminar por aquí, permite asombrarse con las bellezas naturales.

Al llegar uno puede ver los colores de la selva que van desde las varias tonalidades de verdes, y que se entremezclan con la calidez de algunas flores silvestres que muestran su magia durante las horas matutinas, así mismo hay algunos senderos que inevitablemente van conduciendo a infinidad de riachuelos.

Los mismos que son fuente de vida de miles de animales que habitan aquí, siguiendo caminos apenas marcados que van adentrando aun más en la espesa selva es posible alcanzar una de las márgenes del río cristal.

En donde sus aguas trasparentes dejan a la vista las maravillosas especies de peces que nadan sin cesar, caminando un poco mas, y dejando este remanso de aguas tranquilas aparece en un recodo la cascada Escondida que con una caída de 25 metros deja al descubierto las maravillas del paisaje.

Mas adelante la siguen tras caídas mas profundas todas ellas parecen ser diseñadas artísticamente, ya que desde arriba se puede ver las aguas claras en rápida caída que adornan un contorno de especies vegetales que parecen brillar ante la luz del solo.

Una imagen única que ha quedado guardadas en mi retina, como recuerdo de un recorrido por el interior del Amazonas Ecuatoriano

Fotografias romulootos para flickr

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress