Europa, Relatos
Francia en imágenes

Premio a la imagen más interesante

Un hallazgo fotográfico en Estrasburgo
Juan Luis Pérez
08:00h Martes, 31 de marzo de 2009
0

Con convencimiento de mi familia envié la foto al concurso y lo gané. Yo no creía que fuera un buen material, tal vez, pensaba, salía de lo común. En ese momento, de pura casualidad, había hecho foco en ese punto, un simple clic, y ahora tenía un premio.

El acceso a la ciudad y una obra arquitectónica

El acceso a la ciudad y una obra arquitectónica

Rara situación la de mi foto premiada que me deparó un viaje gratis y ofertas vuelos para mis familiares. Por trabajo había viajado a Estrasburgo y, como aficionado a la fotografía que soy, había llevado mi cámara, por si las dudas.

No soy el típico que le saca a todo lo que se erige frente a mi mirada, saco la cámara cuando algo me llama la atención y creo que amerita ser capturado.



Tan especial soy, que anduve por los sitios más turísticos del mundo y no tengo registro de eso. No comprendo a los que dicen que siempre se puede buscar un nuevo perfil de sitios fotografiados hasta el hartazgo; no los entiendo porque creo que hablan de la fotografía como un trabajo, una presión para ser distinto.

Con la marca de Zaha Haid

Con la marca de Zaha Haid

Yo, en cambio, no soy así. Admiro los lugares que visito y cuando lo deseo, cuando mi instinto me llama, saco mi cámara y lo retrato.
Conocía Francia pero no Estrasburgo.

Viajaba por trabajo pero, en mi maleta, no me había olvidado de cargar mi equipo fotográfico “por las dudas”. En los momentos libres, salía a recorrer la ciudad y lo cargaba en mi mochila, “nunca se sabe”.

Estrasburgo es la capital y principal urbe de Alsacia y centro administrativo del departamento del Bajo Rin.

El primer día pensé en sacar mi cámara para fotografiar el movimiento, el ritmo de una sociedad que no deja de caminar jamás pero, luego lo pensé mejor, y me dije a mi mismo: “tal vez antes de regresar, no vaya a ser cosa de que empiece a gastar rollo por puro gusto y luego no tenga para capturar cosas que si me convenzan”.

Porque yo no uso cámara digital; ese instrumento sólo fomenta la practicidad y el poco compromiso.

Había visitado la Iglesia de San Esteban, la de Santo Tomás y la de San Pedro y, sólo había sacado mi cámara, para fotografiar un retablo pintado de una iglesia del siglo XV, que me parecía interesante.

Luego, había tomado un tranvía con destino incierto. Me gustaba ver los parks y rides que se ubican en los accesos a la ciudad y en las paradas de tranvía.

Un largo tiempo estuve sentado en ese transporte hasta que, sin saber donde estaba, me bajé en la estación Hoenheim Nord.

Pronto mis ojos se perdieron en la obra arquitectónica que cubre esta terminal; una plancha de hormigón, ángulos encontrados, huecos vacíos que dan luz, y una ronda de transiciones espaciales y materiales.

Mis brazos se trasladaron solos a mi mochila y la cámara retrató el lugar. El revelado posterior mostraría una foto interesante en la que escribíZaha Hadid, arquitecta angloiraquí”, y que ganaría el primer premio de un concurso.

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress