Norte América

Toronto: la metrópolis canadiense en un fin de semana

Guía rápida para que conozcas lo mejor de la ciudad
Andrea Jaén
11:54h Miércoles, 19 de mayo de 2010
0

El skyline de Toronto

Toronto es la gran ciudad de Canadá, junto con Vancouver y Montréal. Se trata de una urbe de más de dos millones y medio de habitantes que, además, es el centro financiero del país. Para el viajero, ver todo Toronto en un fin de semana es difícil. En este artículo te proponemos un recorrido posible e imaginario, que podrás utilizar cuando te decidas a visitar la ciudad de contrastes y llena de vida como es Toronto. Lo primero que debes hacer nada más llegar es dejar que la ciudad te impresione por sí misma antes de callejear. ¿Cómo? Pues subiendo a una de las torres más altas del mundo, la CN Tower. Ya sea por la mañana o durante la noche, las vistas desde ella son increíbles.

Seguidamente te recomendamos que bajes al centro de la ciudad o downtown y que te pasees tranquilamente entre sus calles, sin olvidar la movida Dundas Square. Puedes aprovechar la ocasión para hacer algunas compras antes de dirigirte al pintoresco y apetecible mercado central de St. Lawrence, donde degustar distintos platos y deleitarte con los olores que de allí se desprenden. En el mercado cuentas con diversos puestos y pequeños restaurantes donde comer. Una vez tengas la barriga llena, lo mejor es que te relajes paseando tranquilamente por High Park con un café en la mano.

Dundas Square

Alrededor del Old Toronto, que es el centro seminal de la ciudad además del distrito financiero poblado de rascacielos, se expanden los demás barrios de la ciudad. Así, tienes donde elegir si deseas visitar. Desde casas de lujo, artistas, inmigrantes, dos barrios chinos y uno griego. Little India, Little Italy o Portugal Village son otras pintorescas zonas dedicadas a una comunidad determinada. Elige por dónde quieres pasar la tarde antes de dirigirte a la zona universitaria, en la que encontrarás los pubs y bares más baratos y poblados. Rebosantes de gente joven dispuesta a pasarlo bien.

Al día siguiente, coge un ferry en el puerto y dirígete a la isla de Toronto, desde la cual tendrás una postal panorámica de la metrópolis. Si hace buen tiempo el paseo será de lo más agradable. Eso sí, si viajas en invierno, no olvides abrigarte de la brisa marina antes de partir. Tras volver a la ciudad y comer tranquilamente, no dejes de alquilar un coche para poder ver en directo las Cataratas del Niágara. Este fenómeno de la naturaleza está a un poco más de una hora de distancia desde Toronto, dependiendo del tráfico. Por lo que una visita a las mismas es obligado. Además, estás de suerte, puesto que la parte canadiense de las catarátas es mucho más impresionante.

Como colofón para la noche, elige un plan tranquilo. Te proponemos una noche de ballet u opera a lo grande, pues en Toronto puedes encontrar

Campus de la University of Toronto

en National Ballet of Canada (el más importante del país) o la Canadian Opera Company. Como ves, aquí te hemos propuesto un supuesto itinerario por la ciudad, pero hemos dejado fuera muchas cosas. Como toda propuesta, siempre se puede adaptar a los gustos e intereses del visitante.

Skyline por Michael Caven en Flickr

Dundas Square por Paul down under en Flickr

Campus por Michael Caven en Flickr

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress