Newsletter

Cafeterías con encanto e historia en América Latina

Patrimonio y aroma a café, dos en uno
Carla de Oyarbide
15:00h Sábado, 30 de noviembre de 2013
0

Son muchas las cafeterías que tienen algo especial en los destinos más importantes, encanto histórico o arquitectónico que las destaca del resto, algunas emplazadas en edificios patrimoniales o con ciertas características singulares. Sigamos compartiendo en este post de Eviajado más cafés únicos por conocer, en esta ocasión en América Latina.

Si visitas Río de Janeiro, ciudad brasileña que el año próximo también estará en las primeras planas gracias a la celebración en este país sudamericano de la Copa Mundial de Fútbol, no deberás dejar de conocer la Confitería Colombo, que tiene más de un siglo de historia, ya que data del año 1894.

Lo que comenzó por iniciativa de dos socios, al día de hoy se presenta como un lujoso lugar, con inspiración parisina y londinense, mármoles y bellos cristaleros, y con una oferta de cafés y dulces muy nutrida.

Un lugar de encuentro indiscutido en el destino, e históricamente sitio de reunión de políticos, artistas y escritores. Muchos de sus visitantes llegan en busca de una de sus especialidades, los casadinhos, galletas rellenas con dulce de leche, que son el deleite de los más golosos.

Ya en Montevideo, Uruguay, vale mencionar al Café Brasilero, en la Ciudad Vieja, y también un clásico en el destino, ya que está abierto desde 1877. Ofrece un espacio distinto para tomar un café, con su estilo art noveau muy acogedor, entre maderas, fotos y pinturas.

Del menú destaca, por caso, el café Eduardo Galeano, que se hace con leche condensada, canela y cacaco, que lleva su nombre a modo de homenaje ya que este escritor uruguayo era un habitué del café. Lo cierto es que es un lugar con historia, que ha logrado sobreponerse a varios episodios negativos, con varios cierres, casi demolido y reformado, pero que volvió a abrir en 2008 y hoy puede disfrutarse en la ciudad.

El Sanborns, en Ciudad de México, ya era desde principios del siglo pasado uno de los cafés y restaurantes más elegantes de todo el país. También conocido como la Casa de los Azulejos, por su fachada colorida de azulejos y balcones, esta casona original del siglo XVI constituye hoy un imprescindible en la capital mexicana.

Es uno de los mejores representantes del barroco en México, y en su interior destaca su patio morisco, su escalera y el mural de José Clemente Orozco, un importante muralista del país. Aunque luego este café se hizo cadena, su sede original no ha perdido nada de su encanto, como tampoco los rollos de canela y nuez, su sabor.

Finalmente, mencionaremos al Bar Unión de Santiago, en Chile, otro clásico que es punto de reunión de intelectuales y oficinistas. Si bien no se trata de un sitio lujoso, tiene su atractivo particular, mezcla de historia y de intimidad.

Foto: Guilherme Jofili

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress