Islas, Sudamérica

La Isla de Pascua

Anabella Squiripa
07:00h Martes, 22 de abril de 2008
0

Isla de PascuaLa Isla de Pascua es reconocida por los moais, los monolitos de piedra tallada que se levantan por toda la isla, despertando el asombro del mundo entero. Ubicada en el Océano Pacífico a 3,700 kilómetros de la costa chilena, es la isla más grande de Chile insular, con una superficie de 163,6 km² y una población de 3.791 habitantes.

La isla es uno de los principales destinos turísticos del país debido a su belleza natural y su misteriosa cultura antigua, los rapa nui, responsables de las enormes estatuas que se consideran representaciones de antepasados, como dioses solemnes que proyectan su poder sobrenatural. La UNESCO declaró a la isla como Patrimonio de la Humanidad en 1995 y el gobierno administra a través de CONAF el Parque Nacional Rapa Nui.

Pero todo comenzó el 5 de abril de 1722, un domingo de Pascua, cuando el almirante Jacob Roggeveen y de sus hombres descubrieron la isla. Fascinado por las monumentales esculturas de más de 10 metros de altura, Roggeveen bautizó a la isla como Isla de Pascua, celebrando aquel día la festividad del Domingo de Resurrección.

Las gigantescas esculturas pétreas no terminan de deslumbrar y cautivar a quienes las observan, reposando sobre inmensas plataformas denominadas “ahu”, como centros ceremoniales dispersos en las costas y mirando al interior de ésta, excepto por los siete situados en el Ahu Akivi, que al parecer representan a los siete exploradores que precedieron a los colonizadores.



Según la tradición oral, los primeros pobladores habría llegado desde una mítica isla llamada Hiva y su primer rey fue Hotu Matu’a hacia el siglo IV d.C. Este rey le dio el nombre de Te Pito o Te Henua (ombligo del mundo) a la isla. Los rapa nui eran pacíficos hasta que arribaron las flotas españolas (1770), británicas (1774) y francesas (1786), quienes, como buenos colonizadores, buscaban riquezas y esclavos. Un siglo después la isla pasó a formar parte de Chile, y la población nativa, que alguna vez había sido de varios miles, no alcanzaba los 200 habitantes. Ahora son más de 1,500 los que conservan su ancestral carácter expansivo y alegre, y están dotados de grandes aptitudes para la música, el tallado de la piedra y la madera.
Isla de PascuaLa isla de Pascua se formó hace tres millones de año por la actividad de tres grandes volcanes llamados Maunga Terevaca, Rano Kau y Poike, dándole una forma triangular a la isla. Pero su misterio reside en la impresionante herencia arqueológica y la maestría de sus pobladores, capaces de esculpir estatuas de varias toneladas de peso y luego trasladarlas sin conocer la rueda. También las cuevas y cavernas con pinturas rupestres y los petroglifos dan cuenta de la antigua y riquísima cultura de estas tribus.

Dentro de la isla hay mucho para visitar, desde el Complejo Arqueológico de Tahai, el cerro Mauna Terevaka, la Aldea Ceremonial de Orongo, la playa de Anakena y los múltiples Ahu y volcanes, y la exótica flora y fauna de una isla paradisíaca. De hecho, la isla cuenco con 3 playas en las que se puede practicar buceo y caza submarina. Pero cuidado, ¡hay tiburones! Por lo que se deben tomar precauciones. Sus aguas son muy claras, de hasta 50 mts de profundidad y 22ºC. Hanga Roa es la única ciudad poblada en la Isla de Pascua, por lo que aquí vive prácticamente la totalidad de la población pascuense, y Mataveri, el aeropuerto al que arriban vuelos procedentes de Santiago. Si bien la isla es en sí misma es un museo al aire libre, llena de moais, ahu y petroglifos, el Museo Antropológico Padre Sebastián Englert posee unas 1.500 piezas que representan el legado cultural de la isla, además de una importante colección de fotografías, archivos de música tradicional, una biblioteca con 3.000 publicaciones y el único moai femenino encontrado. Está abierto de martes a viernes de 9:30 a 12:30 hrs y 14 a 17:30 hrs, sábados y domingo de 9:30 a 12:30 hrs. Visitar el Mercado Artesanal también es una muy uena opción. Está a un costado de la Iglesia Santa Cruz, en avenida Tuu Koihu. Allí es posible encontrar artesanías típicas de la cultura rapa Nui. Isla de PascuaTambién se venden alimentos, artesanías talladas en madera y algunos objetos que en el pasado fueron ocupados para rituales sagrados. El horario de atención es de 9 a 13 hrs. y de 16 a 20 hrs.

¿Cómo llegar?
Pese a estar rodeada por la inmensidad del océano, la isla de Pascua se ha convertido en uno de los mayores destinos turísticos de Chile al cual se puede arribar por vía aérea o marítima.
Vía Aérea: Es la forma más sencilla y utilizada para llegar a Pascua. Varias veces por semana vuelos procedentes de Santiago de Chile y Papeete (Tahití), arriban al Aeropuerto Internacional Mataveri, que tiene la pista de aterrizaje de mayor extensión de Chile. Actualmente, Lan Chile es la única empresa aérea que ofrece vuelos regulares a la isla de Pascua. El viaje desde Santiago dura 5 horas aproximadamente.

Vía Marítima: Usualmente es utilizada por los barcos de abastecimiento, los cuales tienen itinerarios regulares; aunque, en la temporada alta de turismo (diciembre a abril), recalan en la isla cruceros provenientes de Europa.
Traslados en la isla
Si se tratara de cualquier otro lugar del mundo, la posibilidad de recorrer los atractivos turísticos en una bicicleta, podría sonar a disparate; pero en la Isla de Pascua, esta opción es una de las favoritas, porque la isla es pequeña y pedalear por su fascinante geografía se convierte en una experiencia placentera que permite descubrir paisajes excitantes y acercarse más vívidamente a la naturaleza. Pero si la bicicleta no es su medio de transporte favorito, no tiene porque preocuparse, ya que en la isla hay unidades de taxis y también es posible alquilar minibuses, autos, motocicletas y hasta caballos. El abanico de posibilidades es amplio, es cuestión de decidirse y elegir el medio conveniente para movilizarse.

Fotos: turismochile

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress