Islas

Conoce y recorre Mancha Blanca, en el Parque Nacional de Timanfaya

Paisajes y volcanes para recorrer en Lanzarote
Carla de Oyarbide
10:00h Viernes, 23 de enero de 2015
0

Lanzarote es uno de los destinos insulares más buscados en España durante todo el año: además de sus playas que son un encanto, esta tierra canaria destaca por sus paisajes volcánicos, a tal punto que es llamada “la isla de los volcanes”. En este post de Eviajado te invitamos a conocer cuál es una de las posibles rutas guiadas para descubrir uno de sus mayores tesoros, el Parque Nacional de Timanfaya.

En este parque fue declarado en 1974 y cuenta con la característica de ser el único parque de la Red Española de Parques Nacionales geológico en su esencia, y es de gran valor por ser una muestra del volcanismo histórico y reciente de esta región.

Mancha Blanca es un punto de interés, ubicado en el municipio de Tinajo, donde poder profundizar sobre el fascinante mundo de los volcanes y del Parque Nacional de Timanfaya en particular. El Centro de Interpretación es de acceso gratuito, y desde aquí parten tres rutas guiadas que permitirán al visitante aprender más sobre la geología, la fauna y flora, y las características de este lugar.

Está recomendado para los que prefieran más tranquilidad en sus paseos, ya que Mancha Blanca ofrece recorridos más calmos en comparación con otras visitas que se pueden hacer en Timanfaya. Uno de los trayectos, el de mayor interés, es el de Tremensana, una excursión en grupo (máximo siete personas), que parte desde el centro y va hacia Montaña Encantada, Henández y Tremesana.

Con una duración de dos horas, el trayecto recorre cuatro kilómetros por un camino de picón (muy pequeñas piedras volcánicas) y es de fácil realización. Durante todo el trecho un guía especializado va indicando sobre los paisajes y contando sobre el volcanismo y sus manifestaciones.

Al principio del recorrido se podrán ir viendo las huellas más claras de la erupción del Timanfaya en 1730: los cráteres, las coladas lávicas y los tubos volcánicas, etc., para ya un poco más adelante comenzar a observar el despliegue de cultivos realizados por los campesinos locales, con frutales y otros, con las higueras como una de las “estrellas”. Se podrá ver también un horno volcánico, curioso por cierto, que los agricultores aún utilizan para secar higos.

Otros de los atractivos de la propuesta es el poder ser testigo de la evolución vegetal, el observar cómo los líquenes abren el camino a plantas superiores. Sea como sea, una ruta para tener en cuenta si se visita esta bonita región de Lanzarote.

Foto: Rupert Ganzer

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2018, Blogestudio está gestionado con WordPress