General

Málaga desde el amanecer

Canela Raigal
08:00h Lunes, 24 de septiembre de 2012
0

Los colores de Málaga son realmente increíbles.

Sin lugar a dudas la belleza de Málaga se disfruta con los pies en la tierra. Sin embargo, la propuesta es dejarse llevar por los colores envolventes de su cielo para volar por la ciudad vestida de sol y anaranjados que pintan sus alturas.

Para visitar este espacio desde el aire, poniendo en primer lugar el ocio, es necesario encontrar una buena oferta de hoteles en Malaga. De esta manera, dejando todas las responsabilidades afuera, prepararse para vivir amaneceres, atardeceres y noches, con todos los colores que propone un lugar cuyo cielo es espejo de la variedad que ofrecen sus calles.

Con el nacimiento del sol, la bravura del mar se serena, y las olas se disfrutan con la calidez y la realeza del dorado que aparece esfumado en el azul, como una pintura impresionista.


Las costas de Málaga son impecables para emprender una buena mañana. El aire húmedo que estalla con todo el sabor de la sal, ofrece a quien sabe disfrutarlo un despertar de energía. Una vez puesto el cuerpo en funcionamiento se aconsejan unas buenas caminatas al aire libre.

La arena será la encargada de masajear los pies, llevando las ondas hasta la cabeza. Así mismo, realizará la noble tarea de dejar la mente volar para reunirse con las esponjosas nubes del amanecer.

En las tardes, la tarea del ocaso es de profundidad y sensaciones. Este espectáculo bañado de intensos rojos, naranjas y violetas es una excusa espectacular para disfrutar desde una antigua terraza. Las mismas, se distribuyen por zonas como la Plaza de la Merced, Calle Alcazabillas, Calle San Agustín o la Plaza dela Constitución y Calle Larios.

La noche cerrará con su manto toda esta experiencia junto al cielo de Málaga. Las estrellas como techo y testigo de tanta historia que guarda la ciudad, iluminarán el camino guiando al viajero por una experiencia nocturna llena de diversión.

En la búsqueda de animación nocturna se puede atravesar la zona del Centro Histórico, donde el bullicio y la alegría explota en todas sus esquinas. No obstante, si la idea es continuar en un clima distendido y relajado, Málaga propone las zonas de la Malagueta, Paseo de Sancha, Limonar y Pedregalejo.

La historia de esta ciudad se remonta a la cultura fenicia, y a partir de allí, se ha vuelto un territorio que compone un vitreaux de experiencias culturales. Vivir intensamente Málaga es una oportunidad para desentrañar los girones de historia guardados en sus calles… y en sus cielos.

Fotografía: kdperico

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress