General
Londres oculto

Relax en el Jardín Botánico de Londres

121 hectáreas de proezas botánicas que alberga la mayor colección de orquídeas
Andrea Jaén
14:37h Lunes, 27 de junio de 2011
0

Ahora que llegan los calores y el buen tiempo hay una cosa que nunca falla y que suele gustar a todo el mundo: disfrutar de los paisajes floridos, lejos ya de la tristeza del invierno. Nuestros jardines, parques y demás espacios abiertos se llenan de flores y alegría. Y ya que hablamos de jardines, vamos a pararnos en uno de los más bellos de Europa: el Kew Garden o Royal Botanic Garden, una aténtica preciosidad que no debemos perdernos si decidimos visitar la siempre dinámica Londres. Y es que, como ocurre con Central Park y Nueva York, el Kew Garden es una especie de oasis en medio del barullo de la ciudad de Londres, un lugar en el que refugiarse del estrés de una de las urbes con más movimiento del mundo.

¿Te imaginas un día de ocio en estos jardines?

Cuando el viajero llegue a estos jardines reales, que datan de los siglos XVII y XVIII, se quedará con la boca abierta, pues uno nunca imaginaría que un espacio tan vasto (son 121 hectáreas en superficie) pudise estar en el mismo corazón de Londres. Cierto es que está situado un poco lejos del centro, en Kew, pero con metro de puede acceder sin problemas a través de la línea verde. Una vez allí tendremos que pagar 18 euros, pues se trata de un parque privado… Eso sí, extremadamente cuidado y con una gran variedad de arbustos y flores. No en vano se trata de uno de los centros de investigación botánica y horticultura del mundo más reputados del mundo.

El jardín se encuentra en lo que fueron los antiguos terrenos del Palacio de Kew y las plantas que te hemos mencionado fueron especies que el explorador británico Joseph Banks trajo de todas partes del mundo. El diseño del parque, por otro lado, corrió a cargo de William Chambers y Brown. Otro dato que suele ser de interés es que en el Royal Botanic Garden se encuentra la colección de orquídeas más grande del mundo, algo que suele atraer a curiosos y apasionados de la botánica.

Una vez dentro del parque se puede visitar la llamada Palm House (Casa de las Palmeras), que no es sino una estructura en vidrio y acero donde se extiende una selva de palmeras en la que perderse. The Ardid House, construida en 1836, es un invernadero donde se realizó una reproducción fidedigna del ecosistema de la selva tropical, una proeza de la botánica. En The Temperature House (Casa de la Temperatura), uno podrá experimentar en su propia carne lo que son las diferentes temperaturas. La visita continúa en The Great Pagoda, una construcción de estilo japonés, y con el que fuese el Palacio de Kew y residencia oficial de la Casa Real hasta 1820.

Pero, sobre todo, los Kew Gardens son un sitio ideal para pasar una sosegada jornada en familia, en pareja o en la más completa soledad. Lo que importa es disfrutar de un entorno que nada tiene que ver con la gran ciudad que es Londres.

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress