General

Gijón natural

Canela Raigal
08:00h Viernes, 21 de septiembre de 2012
0

Una ciudad llena de encanto, de historia y de naturaleza, todo se encuentra en Gijón.

Nada mejor que Gijón para dejarse llevar por la cultura del mar. Esta tierra asturiana, dueña del perfume de la sal, acompaña al viajero por las sensaciones exclusivas que despierta el océano.

Para ello es posible acceder a hoteles en Gijón a buen precio, y ser parte de una estadía sorprendente. La propuesta es realizar una excursión por toda la geografía de la ciudad, dejándose sorprender por las emociones que rebrotan de sus posibles recorridos.

El cerro de Santa Catalina, desde lo alto, y el barrio de Cimadevilla, con su identidad pesquera conforman con sus particularidades el casco viejo de Gijón.

No son necesarios prismáticos para admirar la belleza del lugar. Pues, elevados por la geografía y la magia de este espacio se puede recorrer con la vista los paisajes más hermosos. Aparecen así, como diapositivas el mar Cantábrico, la Costa Verde y Cimadevilla, sin necesidad de moverse demasiado. Todo desde un mismo punto de vista.

Entre estas calles, abrazados por la playa de San Lorenzo y el muelle deportivo, se pueden encontrar todo lo necesario para vivir una jornada completa. Los restos romanos, casonas palaciegas y antiguas viviendas de pescadores, están a la orden del día, conformando una escenografía fotográfica para quien decida emprender una caminata.

Como para no adueñarse de la monotonía Gijón ofrece también un paseo por la ciudad moderna. Aquí la propuesta, es disfrutar de un entramado racionalista, donde las plazas y las zonas verdes son actrices estelares de la ciudad. De esta manera, se presentan los Jardines del Náutico, de Begoña o de la Reina, ideales para pasear en un día soleado.

Para quien posea un ánimo más comunal, vale la pena inmiscuirse en la calle Corrida y dejarse llevar por la propuesta de sus comercios, cafés arcaicos y sobre todo por las sidrerías del Paseo Begoña. El punto final excelente para este rally urbano, luego de pasar por la calle Uría y Menéndez Valdés es llegar al Teatro Jovellanos.

El mismo, forma parte de la red de teatros públicos nacionales, y como tal, se caracteriza, por tener siempre programación de calidad para ofrecer a su público. El edificio del teatro data de julio de 1899 y desde aquel entonces propone a la ciudad un ámbito en donde recrear el ocio, la cultura y las artes.

Fotografía:  jlmaral en Flickr

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress