General

El turismo del todo incluido ya no gusta en España

Algunos ayuntamientos revisan las ofertas hoteleras con el todo incluido
Cristina Torres
10:00h Miércoles, 12 de agosto de 2015
0

hoteles todo incluido

Hubo una época en la que la mayoría de establecimientos hoteleros apostaban por las fórmulas del todo incluido. Aunque el beneficio en estos paquetes no era tan alto como en otras fórmulas, sobre todo por el gasto del personal que había que poner a cargo de los huéspedes y por los consumos de estos, suponía tener una mayor ocupación en épocas que no eran consideradas la temporada alta. La competencia empezó a hacer que los precios cayesen, y la promesa del sol y de la playa españoles con unos precios realmente bajos hicieron que la fórmula del todo incluido en el precio resultase muy atractiva, sobre todo, para los turistas extranjeros de la tercera edad.

A día de hoy, el turismo colaborativo, y el incremento de los turistas que llegan anualmente a España, así como la relevancia que tiene el sector para la economía del país han puesto en tela de juicio aquello de la idoneidad del sistema del todo incluido. Muchas cadenas hoteleras han recalculado los precios y las cuentas no le salen. Otras, han decidido ser un poco más consecuentes con su imagen corporativa de cara a la comunidad en la que se sitúan y se han abierto a opciones que permitan que el turista deje parte de su dinero en otros establecimientos que ofrecen servicios y productos complementarios a los del hotel. Pero, en otros casos, parece que el replanteamiento del todo incluido como fórmula turística pretende imponerse desde el gobierno.

Benidorm: en contra del turismo del todo incluido

En el Ayuntamiento de Benidorm, una de las ciudades con mayor afluencia de turistas de toda España y en la que el perfil encaja precisamente en el modelo que hemos planteado en el párrafo anterior, se ha llevado a cabo una votación en la que se plantea hacer un estudio acerca de la repercusión del modelo del todo incluido en la propia localidad. Los resultados se extrapolarán luego al resto de la Comunidad y se pretende, una vez los expertos recaben y analicen todos los datos, sacar conclusiones que podrían llevar al ejecutivo a obligar a una limitación en el uso de una fórmula que no beneficia a la comunidad de forma generalizada.

Parece muy poco práctico que tenga que ser el propio ente local el que se encargue de hacer este estudio, y sobre todo, que se pretenda de algún modo imponer en un futuro a los hoteles cómo deben gestionar sus modelos de negocios. Sin embargo, aún sin coincidir en la fórmula con la que han planteado este tema desde Benidorm, sí que es cierto que en parte el turismo es uno de los motores principales de las economías locales de España, y que por lo tanto, para maximizar el beneficio que deja en las localidades, bien podrían establecerse fórmulas equitativas que lo repartiesen, en lugar de concentrarlo en un único local. Se generaría más empleo, habría más servicios que el turista aceptaría, y al mismo tiempo, habría más riqueza. Ahora bien, no creo que obligar (si es que realmente se puede hacer esto legalmente), sea la solución.

Más bien habría que basar el cambio del modelo del todo incluido que parece gustar al turista internacional de la tercera edad por uno que apueste por un desarrollo sostenible. Muchas son las empresas que tienen en su filosofía comercial la de ayudar a la propia comunidad incentivando inversiones y creando empleo o beneficios sociales para los que comparten espacio con ellos. Las más pequeñas, aquellas que probablemente se salten este paso por falta de medios económicos, podrían encontrar en acciones comunicativas que expliquen lo que ocurre cuando se opta por fórmulas de todo incluido como oferta estrella en el lugar en el que residen y se encuentran sus negocios. Es cierto que concienciando no siempre se obtienen resultados en el corto plazo, pero es la mejor fórmula para hacer cambiar a la sociedad. Y en este caso, se trata de eso.

Quizás todo resulte mucho más rápido y eficaz con una suspensión de buena parte de estas ofertas bajo amenaza de multa, pero me parece que por un lado no es la manera más lógica de proceder en el libre mercado, y por el otro, no se consigue el verdadero cambio de chip, solo que se actúe por temor a las sanciones. ¿Crees que finalmente desaparecerán buena parte de las plazas hoteleras con todo incluido en Benidorm? ¿Se expandirá esta propuesta a otras ciudades turísticas de España?

 

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress