General, Islas, Relatos, Sudamérica
Caribe

De Piratas con destino a Tortuga

Crónicas de viaje durante la luna de miel en las Islas caribeñas
Juan Luis Pérez
08:00h Viernes, 22 de enero de 2010
0

Estando de Luna de miel por el Caribe gracias a una promoción de vuelos en baja temporada, tuvimos la ilusión de vivir una experiencia de piratas, tal cual las muestran en las típicas películas de galeones y ladrones.

Un paraiso destinado al descanso y relax

Un paraiso destinado al descanso y relax

Conocido es que las famosas islas caribeñas que en la actualidad son los destinos preferidos para enamorados y vacacionistas en busca de descanso, en otras épocas era los puertos de bandidos de los mares.

Para ello debíamos dirigirnos a una de los más famosos archipiélagos piratas, Tortuga, aunque parezca de ciencia-ficción y directamente sacada de Piratas del Caribe, este lugar existe y se halla al noroeste de la actual Haití.

Es un pequeño lugar de 220 kilómetros cuadrados y guarda en su historia, haber sido el más importante y celebre base de bucaneros franceses, mas conocida como la “Cofradía de los Hermanos de la Costa”.


Aunque a mi adorada esposa la idea no la convencía demasiado, me siguió la corriente acompañándome a conocer este lugar. Claro que si bien era consciente de que no iba a encontrarme con Johnny deep, disfrazado del Capitan Jack Sparrow, tenía una pequeña esperanza de disfrutar del espíritu pirata.

Antes utilizada como puerto pirata, ahora como destino de viaje de bodas

Antes utilizada como puerto pirata, ahora como destino de viaje de bodas

Por el contrario, y para darle la razón a mi esposa, debo decir que de bucaneros no había nada, más que el nombre y la múltiples historias que se contaban entre los varios bares de la isla. Eso si el lugar era increíble e inmaculado, donde se destacaban las arenas blancas y las aguas turquesas.

Las que nos fueron ideales para nadar, bucear y disfrutar el famoso almuerzo de Calypso, y de los increíbles y deliciosas piñas coladas hechas con piñas frescas. Y desde luego no perdernos la oportunidad para acostarnos sobre la arena, al igual que lo hacen los lagartos, para tomar todo el sol que se pueda.

Debo decir que me he quedado con las ganas de convertirme, aunque sea por un ratito en un famoso pirata que con tesoro entre sus manos se dirige a la famosa Tortuga.

Lo máximo que pude experimentar fue un breve paseo en barco que más a un famoso bucanero se asemejaba a una manta raya, y donde el capitán se parecía al malvado Barba Negra en el blanco del ojo.

En lo que a mi respecta, tampoco era un marino, y mucho menos lo era mi esposa que mas que doncella en apuros era una bruja bronceada con escoba. Pero de todas formas admito que la isla tiene un aire de misticismo y cuyos paisajes son realmente asombrosos, al igual que nuestra experiencia.

Fotografías: Flickr

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress