General, Relatos, Sudamérica

Chan Chan: Una Ciudad Misteriosa

José Alejandro RM
07:00h Jueves, 22 de mayo de 2008
1

Corría el año de 1457, El fuerte sol del norte del Perú calcinaba sus cabezas, frente a frente se encontraban dos gigantes, dos imperios enfrentados en un momento crucial de la historia, los Chimú dirigidos por el valiente Min-chan-Caman con sus poderosas huestes rebeldes y frente a ellos como conquistador inobjetable estaba el poderoso Tupac Yupanqui hijo de Pachacutec comandando uno de los ejércitos más organizados y disciplinados del nuevo mundo; el fin de una grandiosa civilización estaba ad portas y nada cambiaría ese hecho.

El párrafo anterior hace alusión a la destrucción de Chan Chan por lo Incas, tal como los Romanos en Europa si alguien se les rebelaba no dejaban nada en su camino; sin embargo hasta nuestros días y pese a estos hechos y a la destrucción sufrida en siglos posteriores ya sea por absurdas creencias o por descuido esta ciudadela construida enteramente en barro ha llegado a nuestros días.

Chan Chan, del muchik Na-Cham que quiere decir “casa de la serpiente” o también puede considerarse como la traducción de Jean-Jean en lenguaje Chimú que significa “sol”; es una metrópoli precolombina del Imperio Chimú, construida en la costa norte del Perú, se ubica actualmente al noroeste de la ciudad de Trujillo (a unos 5 kms.) entre los distritos de Trujillo y Huanchaco. Ostenta la condición de Patrimonio Cultural de la Humanidad, distinción otorgada por la UNESCO en 1986, debido al material con que ha sido construida, al clima de la región que incluye fuertes precipitaciones pluviales debido al fenómeno del niño y a los ataques de los saqueadores ha sido incluída en la lista del Patrimonio de la Humanidad en peligro.

Visitar Chan Chan nos transporta a un mundo diferente, místico, con un misterio a cada esquina, lleno de dioses, ceremonias secretas, cultos sagrados que se han perdido en el tiempo, pero que poco a poco están siendo develados por la arqueología. Es una ciudad de unos 18 kms. Cuadrados, según se ha calculado albergaba una población de 200,000 mil personas. Si queremos visitarla es recomendable primero acercarnos al Museo Arqueológico de Trujillo, en donde nos pueden proporcionar información importante así como planos de la ciudadela, recomiendo luego tomen un tour luego en la ciudad, es más seguro y a la vez que les indicará los verdaderos lugares de interés con explicación incluida.

La ciudad se dividen en grupos de ciudadelas o enclaves, el primero de ellos denominado “las monjas”, luego siguen la “sala de los arabescos” conocida también como Palacio Gran Chimú, la “ciudadela Velarde”, “Bandelier”, “el Laberinto”, el “Grupo Tello”, la “Ciudadela Uhle”, el “Palacio Imperial”, la “Ciudadela Tschudi” y finalmente la “Ciudadela Chayhuac”.


Uno de los puntos más destacado el “Palacio Gran Chimú”, es un impresionante edificio de 200 metros cuadrados de superficie a tres niveles que en épocas antiguas y cuando la ciudad estaba en todo su esplendor contaba con 45 habitaciones, sistemas de agua que alimentaban las salas de baño y alcantarillado para los desagues. Se señala a partir de estudios en la zona que las galerias estaban “adornadas con piedras preciosas, turquesas, madreperlas y lapislázuli, que combinadas; formaban bajo relieves con formas de serpientes y felinos”, parte de la iconografía Chimú y de sus creencias místicas en dioses que demostrasen su fuerza y poderío.

Parado en medio de estas ruinas y cerrando los ojos no se puede más que pensar en la cantidad de gente, el bullicio, los intercambios comerciales y todo aquello que mueve una ciudad, es increíble como pasa el tiempo inexorablemente y como cambian las cosas, lo que ayer fue gloria hoy es abandono, donde hubo gente hoy hay soledad, pero algo si es seguro, estos muros hablan por si solos y nos dicen que aquellos que vivieron aquí fueron algo más que simples personas son para mi constructores formidables motivados por un espíritu místico y un sentimiento de que su obra perduraría a través del tiempo.

Esta ciudad se caracteriza por ser amurallada, con fortines como la llamada “Ciudadela Velarde”, aparentemente construida para servir de último bastión en caso de perdida inminente de la ciudad; está rodeada de tres murallas y corredores subterráneos que comunicaban con las demás ciudadelas. Las murallas que rodean la ciudad son de diez metros de altura y de cuatro metros y medio en la base y separadas entre sí sólo por dos metros entre una y otra lo que impedía la capacidad de maniobra para cualquier enemigo que pudiera escalarlas.

Hay que tener en cuenta que todo el sistema defensivo de la ciudad se apoyaba en las cercanas pirámides del Sol y de la Luna que sin embargo muchos estudiosos no consideran como parte de la ciudadela de Chan Chan.

El Palacio Tschudi constituye una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad, es un gran ejemplo de cómo los habitantes del Impero Chimú adoraban al agua, al mar y como le rendían culto. Vemos el reflejo de esto en sus paredes, decoradas con alto relieves bien conservados que representan peces, manera de signo piscis del sodiaco actual, están tallados en ambos sentidos, según dicen alguno expertos señalan a las dos corrientes tributarias del mar peruano: la de Humboldt, fría, que viene del sur y la del Niño, caliente, que viene del norte; sin embargo yo particularmente considero que pudiera ser algo más, tal vez la ambigüedad de la religión Chimú, siempre repesentando ambos sentidos de la vida (el sol con la luna por ejemplo), es la ambigüedad de la doble religión. Pueden encontrase también otros motivos decorativos como olas, rombos que representan redes de pesca, así como pelícanos y otros animales marinos.

Como punto final debo mencionarles que la ciudad Chimú estaba fuertemente estratificada socialmente, tal es así que la ciudad está dividida en tres sectores: el norte empleado para funciones administrativas y de reunión social; el central, en el cual se observa la mayor concentración de construcciones dedicadas al almacenamiento de productos, lugar donde se encuentran las plataformas funerarias de los señores principales de la ciudad y zona donde están ubicadas las “ciudadelas” y palacios; por su parte el sector sur, es el área de residencia de las personas comunes como artesanos, tejedores, pescadores, etc.

Comentarios (1)

  • josé maria
    03:39 23 23Europe/Madrid mayo 23Europe/Madrid 2008

    Pos hombre, noto que ha cambiado un poco la temática de sus textos, aún así me sigue gustando, quizás menos, quizás más, todo depende de la próxima publicación. Lo espero ansiosa.

     

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2017, Blogestudio está gestionado con WordPress