Europa

Visita Haro: algunas pistas para no perderse lo más importante

Un pueblo con encanto en La Rioja
Carla de Oyarbide
13:00h Lunes, 29 de diciembre de 2014
0

Dentro de los pueblos de interior para visitar en La Rioja, España, tierra de viñedos y buenos vinos, se puede mencionar a Haro, una localidad que dio nombre a la denominación de origen, con una rica historia por detrás y con algunos lugares de interés por descubrir. En este post de Eviajado te contamos cinco pistas para conocer lo más representativo en cuanto atractivos patrimoniales – culturales.

Recorrer su casco histórico, declarado Conjunto Histórico – Artístico será la premisa: observar los edificios señoriales e iglesias, así como los monumentos, requerirá algo de tiempo y observación. No dejes de detenerte en el edificio barroco del Banco de España, en el convento de los Agustinos hoy reconvertido en hotel, el torreón medieval ni en la Plaza de la Paz, epicentro de la vida urbana de Haro.

La Ermita de San Felices, en lo alto de los riscos de Bilibio, es otra visita obligada en la localidad: se mantiene omnipresente en lo alto, como vigía de los campos y viñedos en esta región de la Rioja Alta. A la belleza de su ubicación y al encanto de su arquitectura, se le suma el atractivo de su historia, que se remonta a fines del siglo V, cuando aquí se retiró a vivir San Felices, junto a su discípulo San Milán. Esta ermita es además lugar de la fiesta más conocida de Haro, la Batalla del Vino.

La Basílica de Nuestra Señora de la Vega comenzó a construirse en el siglo XVIII, con estilo barroco y está dedicada a la patrona del municipio. Se encuentra en el paraje de igual nombre. Su interior consta de tres naves y tiene en el retablo del altar mayor, de estilo gótico, y en la imagen de la Virgen de la Vega que allí se encuentra, su mayor atractivo.

El Barrio de la Estación sea quizá el lugar más emblemático de Haro, donde se podrá observar la vida más cotidiana, la gente en sus oficios y, sobre todo, la cultura del vino en su máxima expresión y las bodegas más representativas de la ciudad, muchas de ellas, centenarias y todo una institución para la cultura vitivinícola del destino.

Finalmente, otro tempo que habrá que conocer: la Iglesia Parroquial de Santo Tomás, erigida a pies del cerro de La Mota, que fue el primer núcleo urbano de Haro. Se construyó a fines del siglo XVI en honor a Santo Tomás y está considerado Bien de Interés Cultural. No dejes tampoco de acercarte al Museo de Arte Contemporáneo, que se encuentra en el único resto defensivo de la ciudad de Haro, su Torreón.

Foto: juantiagues

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress