Europa

Ría de Arosa, la más grande de las Rías Baixas

Galicia y su encanto natural
Carla de Oyarbide
08:00h Martes, 24 de septiembre de 2013
0

De las Rías Baixas, en Galicia, la más extensa y rica en vida cultural y gastrónomica es la de Arosa, ubicada entre la ría de Muros y Noya, al norte, y la de Pontevedra, al sur. Además, esta ría tiene la particularidad de contar con una bella isla entre sus aguas.

Esta región, bien comunicada gracias a una red de rutas y conectada por agua gracias a los puertos, es una zona que destaca por su valor natural, su litoral, con partes más recortadas, y por los arenales que surgen a sus orillas.

Pero además, esta región es conocida por sus sabores y gastronomía, por la variedad de productos de mar y de la tierra, y por sus vinos, que hacen al deleite de cualquier comensal y amante de la buena cocina.

Lo cierto es que a lo largo de la ría se han ido asentando cantidad de pueblos, muchos de ellos envueltos en la cultura celta y sus costumbres y tradiciones milenarias, que hoy en día constituyen interesantes lugares por descubrir, villas marineras como Ribeira, Boiro, Rianxo, o Vilanova, Vilagarcia y Cambados, entre otras.

Cada uno de estos lugares destaca por algo en particular: por ejemplo, Villanova por ser la tierra donde nació el poeta y dramaturgo Valle-Inclán, o Vilagarcia por tener uno de los puertos antiguos más importantes.

Cambados, por su parte, ubicada en el centro de las Rías, y en la comarca de Salnés, es conocida por sus pazos y conjunto histórico ?arquitectónico, sus vinos y licores, y por el puerto pesquero de Santo Tomé, que tiene en pie una torre vikinga, declarada Bien de Interés Cultural en 1994, la de San Saturniño.

Aquí tampoco habrá que dejar de visitar las Ruinas de Santa Mariña Dozo, antigua iglesia reconvertida en cementerio que aún conserva parte de su misterio y ambiente particular.

Con respecto a la isla que se encuentra entre las Rías de Arosa, se puede decir que dispone de sólo unos 5.000 habitantes en sus siete kilómetros cuadrados de superficie, y constituye un municipio, el único insular de Galicia.

La isla está unida a tierra firme por un puente de casi dos kilómetros de largos y cuenta con varios puertos, la mayoría de ellos destinados a la pesca, con una variada lista de frutos de mar que por estas aguas se recogen.

Un punto de interés en la isla se ubica en lo más alto, en el Monte do Forno, donde se encuentra el mirador del Santo, réplica del conocido Cristo Redentor de Río de Janeiro, desde donde poder obtener las mejores vistas de la isla.

Foto: aherrero

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress