Europa

Museos de cuento para visitar: el de los Hermanos Grimm en Alemania

Conoce el Museo de los Hermanos Grimm en Alemania
Cristina Torres
10:00h Jueves, 19 de noviembre de 2015
0

hermanos grimm

Seguramente haya un montón de museos de los que no tenías ni idea de su existencia y que probablemente por sus peculiaridades, te hagan pensar que vale la pena hacer una visita a la ciudad en la que se encuentran. Si estos días ha salido en los diarios nacionales la noticia de que existe un restaurante muy exclusivo en Disneyland al que solamente pueden acceder los miembros de un privilegiado club VIP que están en una lista de espera hasta 14 años y deben abonar la friolera de unos 25.000 euros, hoy nos proponemos unos cuentos un poco más económicos que seguramente también te recordarán a tu infancia y que se encontrarán al alcance de tu mano.

De lo que queremos hablarte hoy es de un museo muy particular que tiene mucho que ver con los cuentos clásicos que tú conoces, y que contarás por las noches a tus hijos. Todas esas fábulas clásicas con una clara moraleja son en su gran mayoría obra de unos hermanos alemanes conocidos mundialmente. Hablamos por supuesto de los Hermanos Grimm. Si eres un fan de ellos, o simplemente te apetece un plan diferente en tu visita a Alemania, toma nota de todo lo que te contamos a continuación.

Un museo de cuento: los Hermanos Grimm

En realidad, el museo de los Hermanos Grimm, aunque se refiera a personajes conocidos internacionalmente, hay que recordar que su origen alemán les da otra repercusión en tierras germanas. Para los alemanes, la historia de estos dos hermanos que han hecho soñar a muchas generaciones, son un orgullo con el que reivindicar su nacionalidad. En ese sentido, no es nada extraña la configuración de este particular museo en el que puedes ver muchos documentos históricos, aprender sobre fábulas menos conocidas, y también descubrir piezas inspiradas en sus vidas y recordar todo lo que hizo que se pusiesen a escribir para que su obra perdurase en el tiempo.

Aunque pudiese parecerlo, el museo de los Hermanos Grimm no es precisamente uno de esos lugares que atrae a los niños, pese al hecho de que sus cuentos son leídos mayoritariamente y enfocados al público infantil. Si bien podrías organizar una visita a este particular lugar con los más pequeños, es probable que acaben aburriéndose por su marcado carácter histórico. Sin embargo, para los adultos, puede ser una vuelta de tuerca recordando algunos de los relatos de la infancia y descubriendo mucho más de dos autores tan conocidos y desconocidos a la vez. ¿Qué te parece la propuesta? A continuación te damos todos los detalles en caso de que quieras hacer una parada en tu próxima visita en Alemania.

Esta particular exposición ocupa un emblemático edificio y no se encuentra demasiado lejos de Frankfurt. De hecho, tanto si aterrizas en el aeropuerto principal de esta ciudad, uno de los más importantes de Europa, o si llegas al aeropuerto alternativo de Frankfurt Hann podrás alcanzar la urbe a través de líneas de autobuses que la conectan bastante a menudo. Consúltalo en las páginas de los aeropuertos para llevar la información de antemano y evitar problemas para alcanzar tu destino. En caso de que te muevas con coche de alquiler, te será todo mucho más sencillo y no tendrás que estar pendiente de los horarios.

El museo se inauguró el pasado septiembre, y en ese sentido se trata de una novedad para los propios alemanes. Es por eso que son habituales las colas, sobre todo los días feriados, así como las visitas escolares para descubrir el punto de vista histórico de dos grandes de la literatura alemana. El espacio consta de 1600 metros cuadrados que se dividen entre la exposición permanente y que acogerán puntualmente diversas muestras temáticas sobre los Grimm, aunque reinterpretadas desde diferentes artes y puntos de vista. Si quieres, puedes echar un vistazo a las que tienen activas en el calendario para asegurarte de elegir las fechas más adecuadas para tu visita.

Museos muy particulares

Alemania es de esos países que puede presumir de una gran cantidad de museos dedicados a casi todas las cosas. Aunque realmente si tienes mucho tiempo, y quieres perderte en su gastronomía, en tu viaje debería haber una visita obligada a uno de los de la cerveza, o al menos, dejarte caer por alguna de las tabernas que ofrecen a sus visitantes auténticas galerías de arte en sus paredes, generalmente de artistas locales.

Vía: DW

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress