Europa

Los sabores de Piamonte

Disfruta de una ruta por la cuna del slow food
Carla de Oyarbide
10:00h Sábado, 17 de enero de 2015
0

piamonte

Italia es un país donde comer, y muy bien, de todas sus regiones, Piamonte destaca por ser lugar de nacimiento del movimiento “slow food”, una tendencia que ha ido ganando protagonismo y que aboga por la comida regional, natural y sin prisas. En esta ocasión, te contamos en Eviajado cuáles son los imprescindibles a la hora de saborear lo más típico y sabroso de esta región italiana.

Las colinas, valles y pueblos de Piamonte son lugar de cultivo de una gran cantidad de productos: desde las avellanas hasta las trufas, pasando por el arroz Arborio y los vinos. En esta zona bella naturalmente italiana es posible entonces realizar un road trip gastrónomico que llevará algo así como una semana y, por 200 kilómetros, permitirá conocer y probar lo más representativo del lugar.

Para comenzar con lo más tentador, en Turín podrás disfrutar de los más ricos chocolates: todo un reclamo turístico, la capital de esta región tiene en los productos derivados del cacao todo un emblema. En el mes de noviembre se organiza el Festival Cioccolató, uno de los más esperados para los más fanáticos, sino será posible visitar varios locales y tiendas de chocolate, en cualquier momento del año, como Al Bicerin (en Piazza della Consolata, 5) o Peyrano, toda una institución.

Pero además de conocida por el chocolate, Turín es famosa por sus mercados y restaurantes slow food: entre las recomendaciones de los primeros, tendrás que conocer Eataly, ubicado en una antigua fábrica y donde encontrar una amplia oferta de bebidas y alimentos sostenibles. Con respecto a lo segundo, te será sencillo encontrar opciones por toda la ciudad.

A solo 90 kilómetros al sur de Turín, podrás seguir por Cuneo: una bonita ciudad que tiene en su monumental Plaza Galimberti el lugar de reunión de los más diversos puestos donde encontrar de todo. En esta ciudad encontrarás de los mejores bombones (los más buscados, son los típicos rellenos de ron), o bien disfrutar de sus eventos y festivales, como es el de la Feria de la Castaña, en otoño, o bien la del Queso Regional, en noviembre.

Pero el movimiento de la “comida lenta” nació, en concreto, en Bra: el primer restaurante slow food fue el de la pequeña Hostería del Boccondivino, en la década del 80, y hoy una parada ineludible. Se ubica en un patio interior, en la primera planta, donde también se encuentra la sede original del movimiento Slow Food.

Al sur de esta localidad, se encuentra Langhe y sus paisajes y viñedos: aquí está Cherasco, famoso por sus caracoles (tendrás que visitar la trattoria más conocida, es la Osteria della Rosa Rossa. Allí nomás, en Barolo (corazón de esta región), podrás disfrutar del mejor vino que lleva su mismo nombre y que muchos llaman el “Ferrari” de los tintos italianos.

Finalmente, para las trufas tendrás que acercarte a Alba, capital mundial de la trufa blanca: es una tierra fértil que puede recorrerse en varias rutas, a pie o en bici, y que además de excursiones para recoger trufas también ofrece rutas por bodegas. En octubre y noviembre se celebra en la ciudad la Feria de la Trufa y la célebre vendimia.

Foto: Hugo Pardo Kuklinski

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress