Europa

Los freetours: nueva tendencia en el mundo de las guías turísticas

Guías turísticas a cambio de la voluntad del viajero
Cristina Torres
11:32h Martes, 21 de julio de 2015
0

guia turística

La verdad es que en mi caso, las conocidas como guías turísticas a voluntad o Freetours en inglés no me pillan desprevenida. La primera vez que ví algo similar fue en una visita a Berlín hace ya más de cinco años. Por aquel entonces, la mayoría de las ciudades europeas buscaban nuevas fórmulas para incentivar al turista y al viajero, y muchos profesionales querían hacerse un hueco incentivando el bajo coste. En realidad, las guías turísticas freetours no tienen por qué suponer un ahorro de dinero, sino que pueden convertirse en todo lo contrario. Aunque eres tú quién decide cuánto vas a pagar. En los siguientes párrafos vas a descubrir más sobre un fenómeno que parece decidido a aterrizar de pleno en España, pero antes quiero comenzar con una definición para aquellos que aún no saben bien de qué va todo esto.

Generalmente, cuando llegas a una ciudad acostumbrada a los turistas, te encuentras con un montón de posibilidades para dar vueltas a la urbe y conocer más sobre ella, su pasado, su historia y sus curiosidades. Los famosos autobuses sin techo, guías locales que ofrecen sus servicios, tours en barco, e incluso, para los más pudientes, visitas desde el aire. Sin embargo, todo ello tiene un precio cerrado que debes pagar por adelantado y que no siempre es aquello que te esperabas encontrar al pasar por caja. Precisamente basándose en esas dos cosas, en el precio y en las expectativas es cómo nacen los freetours. Hay un guía que te lleva dando un paseo por la ciudad y te explica las cosas que a él le parecen más relevantes del sitio. Cuando finaliza la visita, eres tú el que decide cuánto ha valido esa ruta y cuánto deberías darle en dinero al que ha sido tu guía. ¿Qué te parece la propuesta?

Freetour: nada de gratis

Aunque probablemente todos estos Freetour dependan en gran medida del guía que hace la ruta, en mi caso, desde el principio se nos explicó que aquello no era una ruta gratis, aunque en una traducción literal del inglés lo pudiese parecer. Se trataba más bien de un experimento en el que no se nos exigía pago alguno, pero el pago final que decidiésemos hacer a voluntad iba a ir encaminado al hecho de las expectativas que ese guía hubiese cumplido sobre lo que nos esperábamos del trayecto. De esta manera teníamos que por un lado, el guía debía esforzarse al máximo si quería obtener las mejores recompensas; por otro, nos estábamos viendo casi forzados a entender que lo del todo gratis no funciona y que el esfuerzo debe ser premiado no en forma de un precio fijo, sino en forma de un precio justo.

Cuando se terminó aquel Freetour que he de reconocer me mostró grandes cosas de Berlín, y que sobre todo me enseñó que mucho antes de que a España llegasen estas propuestas éstas ya se veían en otros países y no eran una locura, para mi sorpresa, todos los asistentes (debíamos ser unos 25 en total) aportaron dinero a la guía. Nadie buscó escaparse del pago, como yo podría haber pensado al principio. Incluso podría decir que la mayoría de las personas pagaron mucho más de lo que les costaría aquella visita guiada con pago anticipado en las fórmulas más tradicionales. Y la verdad, a mí aquello me gustó. Saber que alguien paga realmente lo que desea y que además lo hace por encima del precio de mercado debe ser muy agradable para un guía, pero sobre todo, también lo es para el turista.

En España, las razones de que se multipliquen actualmente los Freetorus son probablemente muy diferentes a las de que estos fueran algo común en la Alemania de hace más de cinco años, pero independientemente de que aquí nazcan por una crisis que parece cebarse con los profesionales que no encuentran como lanzarse a un empleo de calidad, creo que esta fórmula para descubrir una ciudad es muy loable. Esa confianza mutua que se dan guía y turista antes de empezar con la ruta puede hacer que las cosas sean muy distintas. Es probable que para muchos esto no tenga nada que ver con el turismo colaborativo que tan de moda se ha puesto, pero en mi caso, creo que hay mucho de colaboración en esta fórmula para descubrir urbes como turistas, y la verdad, me alegro de que se esté imponiendo también en España.

¿Has participado en algún Freetour? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress