Europa

¿Estamos aprovechando lo suficiente en España el turismo idiomático?

¿Aprovecha España su potencial para vender el turismo del español como lengua?
Cristina Torres
18:00h Miércoles, 19 de abril de 2017
0

español

España es un país de turistas y para turistas. De ello ya no nos cabe la menor duda viendo sobre todo las cifras de visitantes que se han reportado este año. Se han batido todos los récords. Y se espera continuar en la misma línea. Sin embargo, en nuestro país hay muchas fórmulas que permiten atraer visitantes y que no son las clásicas relacionadas con el buen tiempo, la fiesta y las tradiciones. De hecho, hoy queremos poner el punto de mira en el turismo idiomático. ¿Lo estamos vendiendo todo lo bien que lo podemos vender?

El español es uno de los idiomas más hablados del mundo y son muchas las personas interesadas en aprenderlo. Así como en España, muchos estudiantes, empresarios y trabajadores se desplazan una temporada a un país con el inglés como lengua materna, ocurre lo mismo con personas que quieren estar donde realmente se habla el español. Por la cercanía, el turista europeo que quiere aprender español es el más fácil de conquistar. Sin embargo, la demanda por este idioma está también creciendo en Asia y Estados Unidos.

Las cifras del turismo idiomático en España

Aunque no existen datos recientes a nivel nacional, la Junta de Castilla y León sí ha elaborado informes propios de los que se pueden sacar conclusiones acerca de las cifras del turismo idiomático. Según estos, los estudiantes que acuden a sus ciudades a mejorar sus conocimientos del idioma español se gastan una media de 2350 euros por persona. Esto supone ser un gasto mucho más elevado que el de muchos otros tipos de turistas que, además, generan muchos más conflictos.

Hace unos días tuvo lugar el Foro Gaceta “El español como recurso turístico“. Precisamente de él podemos extraer algunas conclusiones que llevan a reflexionar sobre una mejor inversión en el turismo idiomático de nuestro país. Se calcula que éste aporta nada menos que unos dos millones de euros a las arcas del Estado. 

La nula promoción como crítica fundamental

Para vender a España como un destino idiomático hay que promocionarla fuera de nuestras fronteras. Podría parecer lógico pensar que todo el mundo sabe que en España se habla español, pero hay que ponerse en el lugar de quién viene para entender los recursos que puede necesitar. Así, por ejemplo, que existan en su país agencias que le vendan paquetes todo incluido, que haya webs en su idioma desde las que pueda reservar un curso con alojamiento, o la posibilidad de conocer que en sitios como en Cataluña o el País Vasco se hablan mucho más que los idiomas locales, es algo que está creando barreras para ese tipo de turismo.

La falta de promoción se nota en todos los sentidos. Pese a que el Instituto Cervantes sí que tiene presencia en muchos países europeos, no siempre los potenciales clientes buscan solución a su problema de idiomas en entes como éste. Hace falta llevar a España como país para aprender idiomas a la calle, a las universidades, a los centros de trabajo de otros países y a las empresas. Y para ello hay que invertir dinero apostando por potenciar la imagen única de España en lugar de hacer esfuerzos individuales por parte de las Comunidades Autónomas.

La falta de unión impide que crezca el sector

Algunas Comunidades Autónomas que obtienen bastantes beneficios del turismo idiomático sí que han comenzado a hacer algunas acciones en el exterior que las promuevan como un destino al que vale la pena venir. Sin embargo, la mayor parte de los europeos no acaba de entender nuestro sistema de organización por regiones y pueden acabar perdiéndose en un sinfín de términos que no les resultan familiares. Al mismo tiempo, eso hace que otras regiones que no se están promocionando pierdan la facultad de captar a ese tipo de turista, lo que tampoco les favorece en absoluto.

En definitiva, en España tenemos un enorme potencial para atraer a un turista dispuesto a gastar una media de 2500 euros por estancia, que no genera problemas y que está prácticamente disponible todo el año, incluso cuando aquí es temporada baja. Es por eso que se debe hacer una reflexión a nivel institucional acerca del turismo que queremos, del que tenemos, y del que podríamos tener en el futuro si se hacen las inversiones y promociones adecuadas.

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2017, Blogestudio está gestionado con WordPress