Europa

Descubriendo Zurich a pie

Meri Castro
07:07h Viernes, 26 de agosto de 2011
0

Zurich me pareció algo así como una caja de sorpresas. Por un lado, las imágenes que siempre me llegaron de ella me habían dejado la apariencia de una ciudad provinciana de ritmos cansinos. No fue sino conocerla y descubrir su cara cosmopolita, glamoroso e internacional y constatar lo sabido, que las apariencias engañan.

Los pintorescos callejones de la ciudad antigua por un lado y su contracara del barrio moderno levantado junto al lago. Sus contrastes me fascinaron y no pude dejar de descubrir cada uno de sus rincones. Quise saber si también la fama de sus quesos y sus chocolates era un mito, y encontré gustosamente que sus sabores únicos merecen su renombre mundial.

Es tan fácil caminar Zurich y tan amigable de conocer, que tuve que comprar vuelos a Zurich de regreso porque sabía que sino no querría volver. Es que una vez que empecé a caminar por su avenida más importante, la Banhofstrasse, que parte de la Estación de Trenes y llega hasta las orillas del Lago al final del río Limmat (Puente Quai brücke) seguí por todas sus calles, día tras día, en una expedición deslumbrante de la que no podía cansarme jamás.

Ví sedes bancarias, tiendas de alta costura y joyerías que hallaron su nada humilde morada en edificios palaciegos del Siglo XIX. Por la zona de Banhofstrasse encontré callecitas angostas y una serie de iglesias que merecen detenerse a contemplarlas por sus detalles: la de San Pedro por tener en su campanario el reloj de mayor diámetro de Europa y la de Nuestra Señora (Fraumünster) por los gloriosos ventanales diseñados por el ruso Marc Chagall.

Zurich, una ciudad cosmopolita de aspecto provinciano

La oferta cultural en Zurich también es un gran atractivo al que se hace difícil resistirse. Hay muchos museos, galerías de arte y muchos conciertos de música clásica que toman por escenarios las diversas catedrales e iglesias.

Del otro lado del río no podía dejar de visitar lo que dicen, y yo misma comprobé, es la parte más bonita de Zurich: El Altstadt o Barrio antiguo. La Catedral,  El Teatro de la Ópera y en sentido norte se llega a Niederdorf Strasse, la calle más bohemia de Zurich, reconocida por sus librerías antiguas y sus locales nocturnos. Todo en Zurich es un convite para deleitarse con la historia y la modernidad, con la tranquilidad y la actividad cultural plena. Zurich se convirtió así en uno de mis lugares preferidos en el mundo.

Imágenes Russ Bolwing y Jay8085 en Flickr

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress