Europa

AIRBNB pone el grito en el cielo por la regulación de la tasa turística

La tasa turística que impondrá Barcelona a AIRBNB es desproporcionada
Cristina Torres
13:10h Lunes, 28 de noviembre de 2016
0

Airbnb

No es la primera vez que la economía colaborativa genera problemas y enfrentamientos con el sector turístico tradicional. Tampoco es la primera vez que las autoridades la desautorizan, aún pese a contar con millones de seguidores en todo el mundo. Lo que te vamos a contar hoy viene siendo más de lo mismo, aunque en este caso está centrado de una forma particular sobre AIRBNB -porque es la plataforma con mayor cantidad de inmuebles y usuarios- y se localiza en Cataluña de manera general, y en Barcelona de manera específica.

La verdad es que el titular de AIRBNB pone el grito en el cielo por la regulación de la tasa turística puede parecer sensacionalista, pero no lo es en absoluto. La compañía que actúa de intermediaria entre particulares que quieren poner en alquiler sus viviendas -generalmente segundas residencias o pisos que han comprado como inversión- puede verse ahora abocada a enfrentar una responsabilidad solidaria en el pago de las tasas de alquiler turístico. Es decir, el ayuntamiento y la Generalitat le pueden reclamar el tipo impositivo por aquellos inmuebles que no lo abonen directamente. O sea, AIRBNB pasaría a ser la obligada al pago del impuesto.

Un sinsentido para la economía colaborativa

La economía colaborativa no nació con el objetivo de convertirse en recaudadora de impuestos. De hecho, fomenta la libertad de oportunidades que colectivos no podrían tener en el mercado habitual. Yo no digo que no tengan que abonar impuestos -porque todos los ciudadanos estamos obligados a ello-, pero desde luego suponer que AIRBNB es respondable del pago de algo por lo que no cobra directamente, es un tanto absurdo. Otra cosa es que la futura ley que lo regule obligue a la empresa a explicar a los usuarios, que de las cantidades abonadas hay que detraer el impuesto. Sin embargo, esto es una inversión que tiene que hacer la empresa directamente y por la que no recibe pago alguno. Es un tanto peliagudo legislar en ese sentido.

Un aumento desproporcionado de la tasa turística

Por si todo esto fuese poco, el gran problema por el que se están levantando las protestas de las plataformas de economía colaborativa viene por el aumento de tasas turísticas planteado en los presupuestos. De hecho, la ciudad de Barcelona por un lado, y la Generalitat por otro, pretenden imponerle un coste por persona y noche equivalente al de un hotel de categoría superior -un cinco estrellas-. Desde la plataforma protestan porque no ven proporcionalidad alguna, y creo que en cuanto conozcas las tarifas te quedarás más que sorprendido.

Actualmente, la tasa turística ascendía -por persona y noche- a 0,65 euros en Barcelona. En el resto de Cataluña el total era de 0,45 euros. A partir del año que viene, y si no existe normativa que lo cambie, en el municipio de Barcelona, los apartamentos turísticos tendrán que cobrar a sus huéspedes nada menos que 2,25 euros por persona y noche. En el resto de Cataluña también aumenta, aunque menos. En esos lugares se abonarán 0,90 euros por persona y noche. ¿Te imaginas el coste que eso supone para apartamentos o casas vacacionales con alta ocupación? El incremento en el precio será brutal. Y lo que es peor, no adecuado a lo que de verdad se le está ofreciendo al huésped. Parece más bien una artimaña para hacer que la economía colaborativa deje de tener sentido en lugar de una normativa que regule todo lo que existe como alojamiento turístico ¿no te parece?

Mayor vigilancia, pero leyes poco adecuadas

En el caso de Cataluña, ha sido bastante llamativo el hecho de que los ayuntamientos están apostando por contratar una especie de policía ciudadana que esté pendiente de los que podrían ser pisos de alquiler ilegales. Estos se encargan de denunciarlos, y el ayuntamiento responde con una sanción. Está claro que no puede haber pisos ilegales, porque sino se privaría de la igualdad de condiciones, pero desde luego, aumentar de esa manera las tasas turísticas no hace sino darle la razón a los que quieren seguir en la economía sumergida. Y teniendo en cuenta el avance de la economía social en los últimos años, no creo que eso vaya en beneficio de todos.

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2018, Blogestudio está gestionado con WordPress