Especiales

Jicín y su encantador casco medieval

Un destino donde viajar por un rato al Medioevo
Carla de Oyarbide
10:59h Domingo, 01 de septiembre de 2013
0

República Checa es un país europeo con mucho encanto por descubrir, cuyos atractivos van más allá de Praga, su pintoresca capital. Existen muchas otras ciudades, quizá no tan conocidas por el grueso del turismo internacional, que bien valdrá la pena visitar, tal como es el caso de Jicín, ubicada en la región de Moravia-Silesia, al noroeste de la región histórica de Moravia.

Lo que más destaca a esta ciudad ?ubicada a sólo unos 85 kilómetros de Praga- es su casco histórico, tan bien conservado que recorrerlo dará la impresión que se está haciendo un pequeño viaje en el tiempo, hacia el Medioevo. Quizá quieras ir viendo Ryanair ofertas vuelos.

Caminar por sus calles, detenerse en las fachadas, en los rojos tejados, observar la disposición y disfrutar de este centro histórico es una experiencia realmente agradable, sobre todo, para quienes gusten de los lugares pintorescos y de observar parte de la historia viva entre los muros.

Al estar a poca distancia de la capital, una visita a Jicín puede ser una muy buena alternativa de escapada de un día en un próximo viaje a República Checa.

Esta ciudad se encuentra además muy bien ubicada en las estribaciones de los Montes Cárpatos, todo un emblema de la región. Cuenta con sólo unos 26.000 habitantes, y se encuentra a poca distancia de las fronteras con Polonia, al norte, y con Eslovaquia, al este.

Jicín se supo mantener en tan buen estado ya que durante varias décadas fue propiedad de altos mandos y personalidades con poder que la mantuvieron como parte dorada de un Ducado (el de Alberto de Wallenstein, que quiso hacer de ella algo así como el Versalles checo).

Con la llegada de otras eras, además de las construcciones medievales, Jicín se fue vistiendo de otros edificios, ya renacentistas, barrocos o modernos, por lo que también se podrán encontrar otros matices arquitectónicos en la ciudad.

Otra característica por la que destaca es que durante años ha sido lugar de tradicional fabricación de sombreros, por lo que se podrán encontrar por cantidad, calidad y variedad, y de confección artesanal.

El casco histórico de Jicín es una joya medieval que se conserva en Europa Central, que valdrá la pena visitar y disfrutar, sin prisa y con tranquilidad. No dejes tampoco de hacer una parada en alguno de sus bares típicos ni de probar sus especialidades gastronómicas.

Foto: hotfield

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress