Breves, Europa, Viajes
El Palacio de Buckingham nos recibe con la indescriptible belleza de sus jardines

Londres, ciudad para respirar cultura y para ir de compras

Observamos la ciudad entera desde el London Eye antes de sumergirnos en las compras
Antonio Martínez
07:00h Miércoles, 22 de octubre de 2008
0

Desde que en los años se hablaba del Swinging London, el mundo comenzó a mirar la ciudad como una fuente desde la cual la cultura juvenil brotaba constantemente. Ya en tiempos más modernos se habló y se habla del Cool London, refiriéndose a la actual cultura de la ciudad. Por si fuera poco, la candidatura y elección de Londres para ser sede de los próximos juegos olímpicos a realizarse en 2012 ha hecho que el gobierno ponga manos a la obra de inmediato y la capital del Reino Unido promete crecer a un ritmo geométrico en estos cuatro años que restan.

Todo esto hace que el turismo fluya constantemente y desee conocer los distintos distritos y barrios londinenses, desde los más opulentos hasta los más modestos, cada uno con sus propuestas seguramente, pero siempre con la bandera de la cultura en frente. Además, es barato coger alguno de los vuelos de British Airways. La ciudad de Londres se encuentra a orillas del río Támesis, al sureste de la isla de Gran Bretaña y es una de las cuatro ciudades más importantes del mundo junto con Nueva York, Tokio y París.

London Eye

London Eye tomada de Flickr por Adriano Aurelio Araujo

La historia nos dice que el asentamiento donde actualmente se ubica la ciudad era dominado por los celtas y luego fue fortificada por los romanos quienes la llamaban Londinium, usándola como puerto alrededor del río Támesis. Ya desde esta época, Londres había sido elegida como la capital de la Britania y para el siglo V, los romanos abandonaban sus posiciones en la isla.


Años más adelante, la historia de la monarquía empieza a tomar forma. Esto en la época medieval en que los reyes eran coronados en la Abadía de Westminster. Luego Londres no tuvo otra cosa que hacer que expandirse en todas direcciones. En el año 1666, un incendio de proporciones destruyó gran parte de la ciudad. La ciudad tuvo que ser reconstruida, del mismo que se hizo luego de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, la ciudad supo aprovechar en su favor las adversidades que el destino le lanzaba y al tiempo que se reconstruía aprovechaba para seguir expandiéndose hacia afuera. En la actualidad el Gran Londres alberga la Ciudad de Londres y los 32 distritos, así como la Ciudad de Westminster. En esta última también está comprendido el legendario West End, coordenadas donde la cultura tiene su epicentro e irradia a toda la ciudad y en algunas ocasiones al mundo entero.

La mejor manera de llegar a Londres es vía el Aeropuerto Internacional de Heathrow. Una vez que estamos en la ciudad nos daremos con que hay muchos sitios por conocer y también grandes distancias que cubrir. Para dirigirnos a destinos alejados unos de otros, lo mejor es utilizar el metro y para pasear por la ciudad entre destinos relativamente cercanos, lo mejor es utilizar la red de autobuses descapotados de dos niveles que circulan por Londres parando aquí y allá.

El primer lugar que debemos visitar es el Palacio de Buckingham que es el hogar de la familia real desde 1837. Este palacio recibe visitas apenas desde el año 1993. Las habitaciones del Estado contienen finos tesoros de la colección real como pinturas, esculturas y finísimos muebles de fabricación inglesa y francesa. Aquí podremos dar un paseo por el indescriptible jardín mientras observamos el lago.

Luego podemos dirigirnos hacia la Torre de Londres cuya construcción se inicia en el año 1078 con Guillermo el Conquistador. Aquí podemos ver las Joyas de la Corona, el Palacio Medieval y la Torre Sangrienta, todo dentro de uno de los complejos fortificados más famosos del mundo. En seguida podemos ir al Museo Británico, uno de los más grandes del mundo y donde destaca la colección de objetos asirios, así como las momias egipcias y la Gran Corte.

Palacio de Buckingham

Palacio de Buckingham tomada de Flickr por Cassian0001

Luego podemos visitar la Casa del Parlamento para apreciar su particular estilo neo gótico. La construcción data de 1840 y es uno de los mayores símbolos londinenses junto con el Big Ben. También hay que conocer el London Eye, el famoso Ojo de Londres, con sus 137 metros de altura se convierte en un privilegiado mirador de la ciudad. No podemos pasar por Londres y dejar de ir a Tate Modern, un museo ubicado en el interior de una central eléctrica que alberga obras de artistas de la talla de Andy Warhol.

Hay que ir también al Shakespeare Globe que viene a ser una reconstrucción del teatro original donde se presentaban las primeras obras de Shakespeare. Luego hay que ir al Museo de Victoria y Alberto donde encontramos variadas colecciones de todo tipo. Otra actividad importante para todo visitante de Londres es el momento de las compras y vaya que hay lugares para elegir y para gastar. Hay quienes incluso recomiendan como primer paso, calzarse unas zapatillas porque será agotador.

Podemos empezar con Oxford Street y Mayfair donde se agolpan las cadenas de tiendas. Después podemos ir a Conduit Street y Bruton Street donde encontramos un apetitoso mercado de la moda. A pocos metros queda Savile Row donde se fabricaban los impecables trajes ingleses a la medida que ya son parte de la historia clásica.

Soho

Soho tomada de Flickr por fotoarte2007

Nos topamos con Soho y Covent Garden. Se trata de un laberinto de calles donde abundan las tiendas de regalos y monerías de toda índole, también hay tiendas para jóvenes con diseños exclusivos, así como tiendas especializadas en ropa deportiva y joyerías de gran nivel. Luego aparece Chelsea, South Kensington y Knightsbridge donde encontraremos las marcas más prestigiosas y por ende la ropa más cara.

Finalmente podemos ir a Harrods a gastarnos lo último del presupuesto en recuerdos. Aquí encontramos de todo, desde muebles y artefactos hasta mascotas y libros. Además es un buen momento para tomar un refrigerio ya que hay muy buenas panaderías aquí. Ya en lo que se refiere a la noche londinense, existe una variada oferta de donde escoger. Podemos empezar en Argyll Arms donde seguramente nos toparemos con la gente que sale de las oficinas y disfruta de un trago aquí. Luego podemos ir a conocer el Bar del Príncipe Alfredo que funciona desde 1862 y sigue casi igual.

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2019, Blogestudio está gestionado con WordPress