Asia, Rutas

Capadocia, un paisaje lunar en Turquía

Un terreno con historia volcánica
Toni Castañeda
10:07h Viernes, 30 de julio de 2010
0

No se puede escapar la oportunidad de disfrutar de las famosas chimeneas de Capadocia

Turquía se podría definir como un gigante dormido en cuanto al peso que actualmente tiene en el turismo internacional. Si bien es cierto que parece que se está desperezando en los últimos años. Como prueba un botón, ya en el año 2007 el país otomano estaba entre los diez países más visitados del mundo.

Concretamente estaba situado en octava posición con más de 22 millones de turistas recibidos, según datos de la Organización Mundial de Turismo, la OMT. No es de extrañar que en un futuro no muy lejano ocupe en este peculiar ranking posiciones más relevantes porque tiene mucho que ofrecer.

Podríamos enumerar algunos de sus numerosos puntos de atracción para que mires viajes a Turquía,pero me limitaré a hablar de una zona que merece ser explicado con más detalle. Estamos hablando de la Capadocia. Si se tuviera que definir en una sola frase sería un territorio que no parece del planeta Tierra. Esta región única está situada en el centro de Turquía y lo que llama la atención a quien visita por primera vez la zona es que parece estar en la luna. El origen de esta peculiaridad está en que tras la erupción del volcán Erciyes hace 30 millones de años. Al secarse esta costra se convirtió en una roca ligera y porosa, que la denominan como la toba. Se trata de un territorio áspero que luego los fenómenos naturales se encargaron de esculpirla, dándole formas. Como resultado, majestuosos valles de agujas, conos retorcidos y las famosas chimeneas de hadas.

Precisamente es esa peculiaridad que tiene la toba, esa roca ligera, ofreció a los autóctonos la posibilidad de poder trabajar fácilmente sobre ella y empezaron a excavar, construyendo sus propias viviendas en las rocas y creando una arquitectura rupestre. La Capadocia tiene muchos lugares recónditos a los que hay que acceder por polvorientas carreteras sin asfaltar, por lo que el único transporte que se ve es el burro, medio que utilizan sus habitantes para trasladarse de un pueblo a otro llevando los utensilios de trabajo tras una larga jornada laboral.


La capital de esta zona y también la ciudad más grande es Nevseir, aunque quizás la población que mejor representa el maravilloso paisaje como Uchisa, cuyo nombre quiere decir “tres fuentes”. Es un montón de rocas salpicadas de cavernas, que en su tiempo fueron habitadas. Hoy parece haber sido creadas especialmente para ofrecer vistas dramáticas al visitante. Bajo este paisaje se oculta un suelo sorprendentemente fértil llegando a ser la primera región agrícola de Turquía. Los árboles frutales y los viñedos se suceden en el paisaje.

Fotografía: Boninho

Comentarios (0)

Se el primero en comentar.

Queremos saber tu opinión

Sscrbete a eViajado.com
Publicidad
Publicidad
Publicidad
© Copyright 2020, Blogestudio está gestionado con WordPress